Málaga

La fábrica de El Tarajal, bien a proteger

  • Cultura quiere delimitar los entornos de protección de otros bienes como el Palacio Episcopal y el Jardín de la Concepción, que carecen de ellos

Vista de la antigua fábrica de azúcar del Tarajal. Vista de la antigua fábrica de azúcar del Tarajal.

Vista de la antigua fábrica de azúcar del Tarajal. / javier albiñana

La vieja reclamación de colectivos culturales y políticos para proteger la antigua fábrica de azúcar del Tarajal parece encontrar respuesta. Y lo hace con el compromiso inicial al menos de la Junta de Andalucía de avanzar en el procedimiento que deberá permitir inscribir este inmueble como Lugar de Interés Industrial, categoría reservada para los "parajes, espacios, construcciones o instalaciones vinculados a modos de extracción, producción, comercialización, transporte o equipamiento que merezcan ser preservados por su relevante valor industrial, técnico o científico".

Para avanzar en este camino, la Consejería de Cultura va a contratar un asesoramiento externo para elaborar la documentación necesaria para abordar esta decisión. "Supone el primer paso indispensable para proteger un bien que carece de protección patrimonial o para completar la protección de bienes protegidos con anterioridad", precisa la memoria justificativa elaborada por el departamento regional.

En la actualidad, la antigua fábrica Nuestra Señora de la Victoria, también conocida como la corchera, y que fue edificada en el año 1931, cuenta con un grado de protección arquitectónica de grado I, que solo permite como intervención máxima su rehabilitación. La información recogida por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico de la Junta subraya que el conjunto está integrado por el edificio de la fábrica, construida en ladrillo visto; por la chimenea, de 90 metros de altura; el depósito de agua, y la casa de dirección, la casa de oficiales, los almacenes y el edificio de control de acceso. Pero Cultura no limita a la fábrica del Tarajal este encargo a una empresa externa, con un valor inicial de 22.000 euros (incluido el IVA). De hecho, según el pliego de condiciones técnicas que rige el procedimiento, pretende actualizar las condiciones de protección de bienes ya protegidos como el Palacio Episcopal y el Jardín Histórico de la Concepción, en Málaga capital, así como del alminar de Árchez y el alminar de Salares. En todos estos casos se da la circunstancia de que al ser protegidos antes de la entra en vigor de la Ley del Patrimonio Histórico Español de 1985, "carecen de un entorno de protección". Un detalle que se quiere ahora corregir. "Establecer una delimitación de los entornos garantiza una protección eficaz de estos bienes, permitiendo controlar aquellas actuaciones que puedan incidir en su contemplación, apreciación y estudio", exponen desde la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios