tribunales

Los farmacéuticos investigados en el 'caso omeprazol' dicen que no es su obligación analizar el contenido

  • Los cuatro citados declaran que no tienen un laboratorio para desarrollar tal labor

Instalaciones de la empresa en el polígono Guadalhorce. Instalaciones de la empresa en el polígono Guadalhorce.

Instalaciones de la empresa en el polígono Guadalhorce. / Daniel Pérez/Efe

Los farmacéuticos cántabros investigados por el suministro por error de minoxidil (crecepelo) a bebés, en una fórmula magistral etiquetada como omeprazol en una empresa malagueña, alegaron este pasado martes ante el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Málaga, que lleva la causa, que no es "obligación" suya analizar el contenido de lo que reciben y que por eso no lo hicieron.

Y además, tampoco tienen un laboratorio para llevar a cabo esa labor y comprobar los componentes químicos de los productos que venden. Así lo han señalado los cuatro citados --un hombre y tres mujeres-- este pasado martes por el juez, ante el que han declarado de forma telemática, según ha podido saber Europa Press por fuentes personadas en el caso.

Las mismas han indicado que responsables de la firma Farma Química Sur que ya han declarado en esta fase de instrucción alegaron por su parte que recibieron el producto en cuestión en un bote "precintado" y con un "certificado" sobre su contenido, además del número de lote, su origen o fecha de caducidad, a partir del cual elaboraron la fórmula magistral etiquetada como omeprazol.

El producto, que en realidad era minoxidil, se suministró por error al paciente, en concreto a una veintena de bebés de varias provincias, como Cantabria, Granada y Castellón, que sufren hipertricosis --exceso de vello corporal--. De hecho, algunos de los pequeños afectados han sufrido recientemente rebrotes, aunque de menor intensidad, pero por los que al menos dos de ellos han tenido que acudir de nuevo al médico esta semana.

Según ha podido saber esta agencia a través de fuentes jurídicas, la empresa que importó el producto adquirió un total de 25 kilos, que se distribuyeron en botes --de cinco gramos-- a las farmacéuticas.

Importado en la India a granel

Al margen de las citaciones de este martes, el juzgado de Málaga ha tomado ya declaración a seis investigados en esta causa, relacionados con empresas que importaron el medicamento al por mayor desde La India o que participaron en su distribución a las farmacias, y que negaron haber manipulado el producto.

Presuntamente era adquirido desde el país asiático a granel por una empresa radicada en Cataluña, que a su vez se lo vendía a otra sociedad, encargada de envasarlo en botes que se repartían entre las farmacias o los almacenes distribuidores de medicamentos.

Esta causa está pendiente de un informe a la Policía con el que se pretende aclarar si hubo manipulación por parte de alguien, una vez que todos los investigados han señalado ante el juez que solo recibieron los productos y los distribuyeron entre algunas farmacias, pero no manipularon su contenido.

El procedimiento se abrió a raíz de que la Fiscalía de Málaga acordara remitir al juzgado las diligencias de investigación abiertas de oficio en relación con ese suministro por error del minoxidil en la fórmula magistral etiquetada como omeprazol en una empresa malagueña.

El producto, que en realidad era minoxidil, se suministró por error al paciente, en concreto a una veintena de bebés de varias provincias

Así, el fiscal instó a continuar la investigación y pidió que se le tomara declaración como investigados a responsables de la firma Farma Química Sur, y como testigos a funcionarios de la Agencia del Medicamento para que ratifiquen el informe remitido. Además, solicitó dos informes sobre los menores afectados y su evolución.

En ese momento, la Fiscalía consideró que de las diligencias llevadas a cabo hasta entonces "resultan indicios de la presunta comisión de varios delitos contra la salud pública" y ante la necesidad de hacer comprobaciones periciales en relación con los afectados con la ingesta de dicho principio activo.

Así, el fiscal entendía que de las gestiones realizadas quedaba acreditado indiciariamente que las afecciones en la salud de los menores tenía su causa en el consumo de una suspensión de omeprazol -para tratar acidez estomacal- elaborada como fórmula magistral usando envases suministrados por la entidad, que contenía el principio activo de minoxidil -indicado contra la alopecia-.

Según el informe de septiembre de 2019 de la Agencia Española del Medicamento, se identificó la presencia de minoxidil en dos lotes elaborados por dicha empresa malagueña y hasta dicho mes se registraron 22 notificaciones de hipertricosis relacionadas con la alerta sanitaria lanzada por el Ministerio de Sanidad al respecto en pacientes pediátricos.

A raíz de la inspección llevada a cabo en la empresa en junio de dicho año, se detectaron 31 casos de no conformidad entre el etiquetado y su contenido, por lo que se acordó suspender temporalmente la habilitación que tenía para la manipulación de dichos principios activos farmacéuticos.

Para la Fiscalía, existían indicios de varios delitos contra la salud pública "imputable a los responsables de la entidad", al haber suministrado a distintas farmacias envases etiquetados como omeprazol cuando en realidad contenía minoxidil "pese a saber que su uso iba a ser destinado a fórmulas magistrales para el tratamiento del reflujo gástrico de bebés y niños de corta edad".

En paralelo, en 2019 se interpuso una denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Torrelavega, que se inhibió en favor del de Málaga. Esta inhibición fue recurrida por la parte actora y está pendiente de que resuelva la Audiencia Provincial de Cantabria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios