Málaga

Las farmacias malagueñas inician el reparto de las mascarillas gratuitas que facilita la Junta

  • Los farmacéuticos piden “tranquilidad porque todos a los que les correspondan podrán recogerlas”

  • Los beneficiarios son mayores de 65 años, pensionistas o personas que sufran alguna patología que pueda agravarse con el coronavirus

Un hombre recoge las mascarillas en una farmacia de Málaga capital. Un hombre recoge las mascarillas en una farmacia de Málaga capital.

Un hombre recoge las mascarillas en una farmacia de Málaga capital. / Javier Albiñana

Las más de 600 farmacias malagueñas iniciaron este miércoles el reparto de las mascarillas gratuitas que da la Junta de Andalucía a mayores de 65 años, pensionistas o personas que sufran alguna patología que pueda agravarse con el coronavirus. La distribución –siguiendo las recomendaciones de la Administración autonómica– comenzó con los mayores de 80 años.

Según las recomendaciones de la Junta, este miércoles podían recogerlas los que superen esa edad. Este jueves 23 de julio, los mayores de 70; el viernes 24, los que tengan más de 65; el sábado 25, el resto de los pensionistas y a partir del lunes 27, quienes no hayan podido retirarlas con anterioridad.

“Las personas tienen que estar tranquilas porque a todos los que les corresponda podrán recogerlas; sino hoy, mañana o pasado. No se las va a quitar nadie”, aclaró el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, Francisco Florido.

La iniciativa es una medida de salud pública que apunta a atajar los contagios. La Junta asume el costo y cuenta con la colaboración de la distribución farmacéutica –que las reparte a las boticas de forma altruista– y de los farmacéuticos –que también se suman sin cargo alguno para el Servicio Andaluz de Salud (SAS). “Pedimos a los usuarios que no colapsen las farmacias porque las mascarillas estarán disponibles sin problemas”, insistió Florido.

La Junta prevé repartir en Andalucía un total de 7,5 millones de mascarillas

El reparto se hace a través de la receta electrónica. El SAS la carga, igual que el médico lo hace con los medicamentos. De modo que cada persona tiene la suya y podrá ir a recogerla en una farmacia. Una vez que retire su pack –formado por tres mascarillas quirúrgicas– se le descargará del sistema y ya no podrá repetir la operación en otra botica. Es decir, que la mecánica para recogerlas es igual que el de los medicamentos.

“Esta es una iniciativa de prevención muy importante en la que colabora la Administración autonómica y el sector farmacéutico”, recalcó Florido. Entre ellos, además de los boticarios, la distribuidora Bidafarma y el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cacof). “La Junta las da gratis y ni la distribución cobra ni las farmacias cobran [por su reparto]”, comento el presidente del colegio de Málaga.

La primera remesa llegó a Málaga el martes y este miércoles comenzó ya a ser distribuida. En Andalucía, la Junta prevé repartir 7,5 millones de mascarillas. Tanto desde la Administración autonómica como desde el sector farmacéutico se insistió en que se intenten evitar las aglomeraciones ya que el sistema con que se han cargado –el mismo que el de los medicamentos de cada paciente– garantiza que las tendrán disponibles para su retirada. El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, insistió en que la mascarilla debe utilizarse ya que “ni Andalucía ni España ni Europa resistirían un nuevo confinamiento”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios