Marítimas

El ‘Festivo’ entra en dique seco dos semanas

  • El buque que cubre la línea de carga con Ceuta y Tánger realiza su revisión anual

  • La ruta no se paralizará

El ‘Festivo’, en el dique flotante de Mario López del puerto malagueño. El ‘Festivo’, en el dique flotante de Mario López del puerto malagueño.

El ‘Festivo’, en el dique flotante de Mario López del puerto malagueño. / J. C. Cilveti

El buque de carga rodada Festivo que enlaza el puerto malagueño con los de Ceuta y Tánger entró ayer en el dique flotante de Mario López. Atendiendo a una revisión obligatoria, este barco tiene previsto permanecer en seco durante dos semanas; un tiempo en el que no cesará la actividad comercial de la compañía que gestiona esta línea regular.

Propiedad de Marítima Peregar, la única naviera que existe en Málaga, el Festivo, de 6.413 toneladas de registro bruto, 136 metros de eslora y algo más de 1.100 metros lineales de carga que le permiten albergar en sus dos cubiertas a un máximo de 72 remolques estándar, tras su adquisición a principios de 2012, llegaba a aguas malacitanas para afrontar la ruta de mercancías rodadas con las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla; una línea que desde hace años llevaba efectuando esta misma compañía con otros barcos.  Cumplimentando singladuras diarias que enlazaban ambos puertos, en junio del pasado año, un acuerdo entre Baleària y Peregar propiciaba la creación de la compañía Marítima Alborán; una sociedad participada al 50%  con la que se abría una nueva ruta con Tánger que en un principio y con dos buques diferentes debía llevar pasaje y carga. 

Constituida esta compañía y transferida a Baleària toda la carga rodada que transportaba el Festivo a Melilla, este barco centraba su actividad en una serie de rotaciones semanales entre Ceuta y Tánger. Desde entonces, este buque navega los martes y jueves a Ceuta para seguir con destino a Tánger Med, mientras que el resto de la semana cumplimenta viajes de ida y vuelta desde aguas malagueñas al puerto tangerino.

Mantenida esta mecánica que poco a poco va asentando una nueva vía comercial con el norte de África, el Festivo, protagonista de estas singladuras, tiene ahora que parar para cumplimentar su revisión anual; una varada en dique que en función de la edad de este barco construido en Suecia en 1979, debe realizarse cada dos años y que ya cumplimentó este buque en los astilleros malagueños de la dársena de Heredia en 2015 y 2017. 

Ante esta circunstancia y con la necesidad de que las rutas ceutí y tangerina no queden desabastecidas, Marítima Alborán redoblaba la pasada semana la carga rodada enviada a estos puertos; un hecho que según ha podido saber Málaga Hoy se complementará con la llegada de un barco de sustitución que cubra de forma temporal  la revisión del Festivo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios