Málaga

Los focos de Covid descienden en las residencias tras la vacunación

  • Profesionales del sector se muestran optimistas

  • Piden que se agilice la inoculación de usuarios y personal de ayuda a domicilio

Eugenia, de la residencia de El Palo, el 27 de diciembre, cuando recibió la primera dosis de la vacuna. Eugenia, de la residencia de El Palo, el 27 de diciembre, cuando recibió la primera dosis de la vacuna.

Eugenia, de la residencia de El Palo, el 27 de diciembre, cuando recibió la primera dosis de la vacuna. / M. H.

Una buena noticia en medio de tanta desazón generada por la pandemia: los focos de coronavirus en la residencias están bajando tras la vacunación. Según el Ministerio de Sanidad, a la mitad. En Andalucía, el sector no concreta datos, pero confirma el descenso de brotes en estos centros sociosanitarios.

Los mayores ingresados en residencias y sus trabajadores fueron los primeros en comenzar a inmunizarse junto con los sanitarios que trabajan en el frente de batalla contra el virus. La inoculación arrancó el 27 de diciembre. Después de transcurrir los 21 días entre la primera y la segunda dosis y el periodo posterior de en torno a una semana en el que se logra la inmunidad, ya prácticamente todos están protegidos. Y empieza a notarse.

“Somos razonablemente optimistas, parece que la vacunación está funcionando”, aseguró el representante en Andalucía de la Asociación de Directivas y Gerentes de Servicios Sociales, Manuel Fuentes. Aludió a los datos del Ministerio de Sanidad según los cuales los brotes en centros geriátricos han caído a la mitad. Aunque no pudo concretar cifras en el caso de la comunidad autónoma andaluza o de la provincia de Málaga, confirmó que los profesionales del sector constatan la tendencia de que la inmunización está frenando al virus.

“Ya con la primera dosis, los resultados eran positivos y bajaban bastante”, apuntó Fuentes. Aclaró que la asociación no tiene un estudio científico sobre la evolución epidemiológica del virus en las residencias, pero afirmó que esa es la impresión que les trasladan los profesionales. Por eso, expresó su deseo de que la vacunación “fuera a más velocidad” y que con urgencia comenzara entre los usuarios y trabajadores de ayuda a domicilio. También, entre los grandes dependientes que están en sus casas y entre sus cuidadores. Fuentes confirmó que la Administración sanitaria ya ha solicitado información a los ayuntamientos para que identifiquen a los usuarios de este servicio, que generalmente es municipal. Estos son los próximos grupos que se comenzarán a inmunizar.

El representante de la asociación insistió en que así como se ha vacunado al personal de las residencias, también debe inocularse a los empleados de ayuda a domicilio. Recordó que estos profesionales suelen atender a dos o tres personas, por lo que hizo hincapié en la importancia de que sean protegidos con la vacuna para que no se conviertan en vector de transmisión del Covid 19 de unos usuarios a otros. En este sector de atención domiciliaria resaltó que los contagios han sido “mínimos” por el cumplimiento estricto de las medidas de seguridad establecidas para atajar la propagación del virus.

Otros de los próximos grupos a inocular son los grandes dependientes. Desde la organización que representa Fuentes –que agrupa a trabajadores sociales– se reclama que no sólo se vacune a estas personas, sino también a sus cuidadores. Estos son los que cuidan de los grandes dependientes en el entorno familiar.

Según los datos de la web de la Consejería de Salud y Familias, en Málaga se han notificado 257 fallecimientos en residencias de mayores desde el inicio de la pandemia. Ese dato supone la cuarta parte de las víctimas mortales con el virus registradas en la provincia. No obstante, se estima que son más en realidad los fallecidos en los geriátricos con el Covid 19 ya que, sobre todo al inicio de la pandemia, había ancianos que morían sin que se les realizara la PCR y por lo tanto no constan en las estadísticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios