Málaga

El fondo promotor de La Térmica prevé invertir más de 120 millones

  • Ginkgo contempla variar el diseño arquitectónico y contar con firmas de primer nivel

  • Asume esta operación como "un reto de concepción urbanística"

Vista aérea de la parcela de la antigua central Térmica de Málaga. Vista aérea de la parcela de la antigua central Térmica de Málaga.

Vista aérea de la parcela de la antigua central Térmica de Málaga. / javier albiñana

El fondo de inversión Ginkgo Advisor Sàrl, que a principios de año cerró la compra de casi la mitad del suelo de La Térmica, donde el actual planeamiento urbanístico dibuja una de las nuevas centralidades de la capital, contempla una inversión cercana a los 120 millones de euros en el desarrollo de sus desarrollos residenciales y hoteleros. Conforme al reparto de aprovechamientos existente, la parte del pastel en manos de esta firma internacional le permitirá desarrollar del orden de 250 viviendas de renta libre (de un total de 601), así como una bolsa de 27.648 metros de uso terciario (previsto para hotelero).

Los detalles de la que ya es una de las grandes operaciones inmobiliarias de la ciudad fueron aportados por el director general de Ginkgo, Bruno Farber, en respuesta a varias preguntas enviadas por escrito por este periódico. En sus contestaciones, el alto directivo puso de relieve el valor que el fondo otorga al proyecto de La Térmica. "La inversión inicial que estamos contemplando será superior a los 120 millones de euros y eso no sólo permitirá la creación de puestos de trabajo en el área durante la fase de construcción, sino que posibilitará la creación de un núcleo de actividades y de vida social que garantizará la creación de nuevos puestos una vez ejecutada la obra", remarcó.

Una de las cuestiones que queda aún por dilucidar es el diseño final de la que fue bautizada por los redactores del PGOU de Málaga como la Nueva Acera de la Marina. La pretensión de Ginkgo es la de introducir variaciones significativas en el concepto arquitectónico final, si bien tal objetivo deberá ser objeto de negociación final con el otro propietario del sector, el Ayuntamiento de la ciudad. Para ello, todo apunta a que la mercantil abrirá un proceso con el fin de disponer de diferentes opciones por parte de varios estudios de alto nivel internacional y nacional.

Farber es claro en este sentido. "Los años han pasado y la arquitectura de las ciudades y en especial la de Málaga ha variado sustancialmente; hoy la dinámica de la ciudad y su orientación urbanística tendente a una mejora de la calidad urbana nos propone la adaptación del proyecto original para optar por un diseño urbanístico y una arquitectura enfocada a los próximos veinte años", expone. El directivo pone el énfasis en la apuesta de su grupo por desarrollar una actuación que tenga la capacidad de mantenerse en el tiempo. "El desarrollo de La Térmica reúne las condiciones de ambición urbanística y social que Ginkgo precisa; constituye un reto de concepción urbanística, de desarrollo e integración de una obra arquitectónica en el diseño de la ciudad para el futuro con una nueva proposición de identificación y cualificación de la imagen de esta zona y un reto de mejora de la calidad medioambiental y de vida", incide.

Precisamente, uno de los fines de Ginkgo es el impulso de "operaciones a largo plazo que necesariamente tienen por objetivo la calidad urbana de vida con un entronque socio-cultural". "Málaga presenta las cualidades y condiciones necesarias para que Ginkgo intervenga", respondió Farber, quien vinculó la apuesta final del fondo por hacerse con los aprovechamientos que estaban en manos de la sociedad Nueva Marina Real Estate (NUMA), con un porcentaje mayoritario de Endesa, en la "clara ambición urbanística y cultural" de la que da muestras la ciudad en los últimos años.

Farber define Ginkgo como un fondo de inversión "especializado en la gestión de ámbitos urbanos anteriormente industrializados", sobre los que ha de materializarse un tratamiento adecuado mediante la identificación de las soluciones técnicas más adecuadas e innovadoras. Y ello con el propósito incorporar proyectos "de alto valor añadido que responden a las necesidades de las ciudades a través de la colaboración con los arquitectos más reconocidos a nivel internacional".

El director general, preguntado al respecto, no cerró la puerta a afrontar otras operaciones de compra de suelo en la provincia de Málaga siempre que se den los criterios perseguidos. "Si se diesen las condiciones necesarias desde luego que Ginkgo tiene interés en el desarrollo de operaciones de recuperación de suelos industriales y en la aplicación de nuestros modelos de sostenibilidad y mejora de la calidad urbana pero siempre vinculadas a lo que constituye nuestro objeto social, con lo que tienen que ser operaciones vinculadas a los antiguos desarrollos industriales en las grandes ciudades de Andalucía o España", explicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios