Málaga

La fuente del Tritón del Jardín Botánico de Málaga regresa tras su arreglo

  • El año pasado sufrió un impacto por parte de un vehículo que acabó dentro del estanque

La fuente del Tritón del Jardín Botánico de Málaga. La fuente del Tritón del Jardín Botánico de Málaga.

La fuente del Tritón del Jardín Botánico de Málaga.

Las obras de restauración de la fuente del Tritón del Jardín Botánico-Histórico de La Concepción, en Málaga, ya han concluido tras su remodelación después del impacto que sufrió por parte de un vehículo el pasado año.

Está situada frente a la casa Palacio del Jardín Botánico-Histórico de la Concepción. El conjunto, formado por estanque y escultura, está calificado como Bien de Interés Cultural (BIC). Ambos elementos resultaron dañados por el impacto de un camión en agosto de 2019, necesitando trabajos de restauración.

Las obras, con un coste de 11.313,50 euros, han sido realizadas por Quibla, empresa especializada en trabajos de estas características, y que van a ser costeadas por la aseguradora del vehículo que causó el siniestro.

La restauración se ha llevado a cabo conforme al proyecto realizado por la empresa y la intervención ha contado con la autorización de la Comisión de Patrimonio de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, preceptiva dada su consideración de BIC.

Parte de la escultura de la fuente del Jardín Botánico de Málaga. Parte de la escultura de la fuente del Jardín Botánico de Málaga.

Parte de la escultura de la fuente del Jardín Botánico de Málaga. / M. H.

En el caso de la escultura se realizó una primera limpieza con agua a presión controlada para eliminar algas y líquenes, se eliminaron los depósitos de suciedad y costra biogénica por medios mecánicos y se llevó a cabo un tratamiento químico que favorece la neutralización de la corrosión inestable interna y externa.

Después se secó la pieza con pipetas con alcohol y acetona, se aplicó un inhibidor con el fin de convertir los óxidos no eliminados o inaccesibles en carbonatos y se unió la cabeza al cuerpo.

En el caso del estanque, se desmontaron las piezas del vaso desplazadas de su asiento como resultado del impacto, se retiró la tierra del ajardinamiento en contacto con las piezas desmontadas, se procedió a la limpieza y eliminación de añadidos superficiales, se pegaron los fragmentos rotos por el impacto y se montaron las piezas ya limpias sobre la base con morteros de cal hidráulica, realizándose por último la hidrofugación y protección final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios