Seguridad

El Gobierno descarta un plan concreto contra la criminalidad en la Costa del Sol

  • La subdelegada se limita a asegurar que estarán “atentos a la actividad criminal”

El bar en el que fue tiroteada la víctima. El bar en el que fue tiroteada la víctima.

El bar en el que fue tiroteada la víctima.

La subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, aseguró ayer que no se ha pensado en un dispositivo extraordinario a raíz de los últimos episodios criminales en algunos municipios de la Costa del Sol, aunque dijo que estarán “atentos a esta actividad criminal que lamentablemente estamos teniendo relacionada con el narcotráfico”, destacando, no obstante, que la acción policial “está siendo efectiva”.

“Los medios están ajustados a la problemática que tenemos en la provincia”, indicó Gámez en declaraciones a los periodistas en Estepona, apuntando que estos episodios “con los recursos que tenemos se están trabajando bien”, así como “con enorme eficacia” y “de manera muy satisfactoria”, lo que, añadió, “no impide que haya algún suceso porque nadie asegura por muchos medios que pongas que no se produzcan”.

Así, manifestó que la actividad delictiva en general en la provincia malagueña “ha descendido un 4%” según los datos comparativos con el año pasado, apuntando que estos últimos episodios “son muy llamativos, muy escandalosos y tienen una gran repercusión aunque su numero sea ínfimo en comparación con los tipos delictivos que se producen”.

En este punto, reiteró que “la actuación policial está siendo muy eficaz”, pero señaló que “la voluntad de este Gobierno es ir reponiendo todo lo que el anterior recortó, por lo que hace falta incrementar recursos en casi todos los ámbitos”, apuntando en cuanto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que “hemos dado un alivio con el aumento de las retribuciones e iremos poco a poco dando satisfacción al incremento de plantilla en todas las provincias”.

Gámez reitera que el tiroteo del fin de semana responde a un ajuste de cuentas

Así, esperó que esa eficacia se dé también en el episodio ocurrido el pasado fin de semana en Torremolinos, que se saldó con el fallecimiento de una persona de nacionalidad holandesa, confiando en que se pueda “esclarecer y sobre todo detener para ponerle un freno definitivo a redes criminales en la Costa del Sol”.

Por otra parte, el hombre que falleció tras recibir varios disparos en un restaurante de Torremolinos fue detenido por su relación con una bomba hallada en Marbella hace un mes y su muerte “parece ser un ajuste de cuentas”, según informó María Gámez. La víctima, de 33 años, había ingresado en prisión como presunto miembro de una red criminal holandesa especializada en extorsiones y tráfico de estupefacientes que operaba con armas de fuego y explosivos, según confirmaron a Efe fuentes cercanas a la investigación. La organización criminal a la que pertenecía el hombre utilizaba armas de fuego y artefactos explosivos para atentar contra la vida de los integrantes de otro grupos criminales rivales que estuvieran en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios