Málaga

Un gran taller en el puerto

  • Los astilleros Mario López-Cernaval baten un record trabajando en tres buques mientras negocian con Baleària la reparación de su flota

Tres buques reparando hace unos días en los astilleros malagueños. Tres buques reparando hace unos días en los astilleros malagueños.

Tres buques reparando hace unos días en los astilleros malagueños. / J. C. C.

Finalizado el primer trimestre del presente año con un total de diez reparaciones entre trabajos en seco y a flote, los astilleros Mario López-Cernaval han iniciado el mes de abril batiendo un record. La pasada semana, tres buques ocupaban las esquinas de los muelles cuatro y seis además del dique flotante; una circunstancia que se prolongará durante unos días más ya que dos de estos barcos, en concreto los que están siendo reparados a flote, aún no han terminado sus respectivos trabajos.

Pero con independencia de este hecho y con el añadido de que entre hoy y mañana está prevista la varada de un buque tanque en el dique Andalucía, la creciente actividad de las reparaciones navales pasa por unas conversaciones que responsables del astillero malagueño están teniendo con Baleària para conseguir un acuerdo que posibilite que todos los buques que componen la flota esta naviera realicen sus reparaciones en las instalaciones del grupo Cernaval; unas ubicaciones repartidas entre el puerto de Málaga y la localidad sanroqueña de Campamento.

Estas negociaciones que ya han dado un primer paso en positivo posibilitando la entrada hace unos días al dique flotante malagueño del catamarán rápido Nixe que, tras dejar sus rutas baleares, llegaba al puerto para realizar una varada donde ha pasado una serie de revisiones además de cambiar los colores de la nueva imagen corporativa de Baleària, se complementarán con la reparación a flote que tiene previsto efectuar la última semana de este mes el ferry Denia Ciutat Creativa, el buque que hasta finales de marzo se encargaba de cubrir la línea regular entre Málaga y la ciudad autónoma de Melilla. De quedar cerrado este acuerdo, el astillero malagueño vería sustancialmente incrementado el número de sus trabajos además de obtener la confianza de una naviera que opera de forma regular en Málaga. Un hecho que incrementaría la lista de clientes fijos; una nómina en la que se encuentran compañías tales como las holandesas Iver Ships que en tres años ha realizado 11 reparaciones o Anthony Veder. Una industria en auge que sin haber alcanzado en los ejercicios de 2015, 2016 y 2017 la cifra record obtenida en 2014 cuando se realizaron un total de 50 actuaciones en seco y a flote se mantiene entre las más rentables del puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios