Málaga

Las hipotecas para comprar viviendas en Málaga alcanzan su mayor volumen en ocho años

  • El año pasado se suscribieron en Málaga 18.432 créditos por un importe total de 2.436 millones de euros

  • Es la cuarta provincia española con más movimiento en las entidades bancarias

Una persona observa ayer el escaparate de una agencia inmobiliaria en Málaga capital. Una persona observa ayer el escaparate de una agencia inmobiliaria en Málaga capital.

Una persona observa ayer el escaparate de una agencia inmobiliaria en Málaga capital. / Javier Albiñana (Málaga)

Comprar una vivienda en Málaga, para uso particular o como inversión, vuelve a estar de moda y eso implica que el sector financiero eleva su implicación tras años de cierta dejadez por sus problemas de solvencia internos. Lo demuestran los datos de constitución de hipotecas, que el año pasado alcanzaron el mayor volumen desde el ejercicio 2010, según los parámetros oficiales publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística. En 2018 se firmaron en la provincia de Málaga 18.432 hipotecas para la compra de viviendas, un 9,7% más que en 2017, lo que arroja una media de 50 constituciones diarias.

Hay que remontarse a 2010 para encontrar un registro superior (23.881), aunque hay que tener en cuenta que la adquisición de una vivienda y la firma de la hipoteca no siempre se producen a la vez, es decir, cuando se compra un inmueble nuevo y está en plena construcción no se firma la hipoteca hasta que se entregan las llaves, algo que suele ocurrir un par de años después de la reserva. En el caso de las viviendas usadas sí es prácticamente automático porque el vendedor quiere el dinero ya y ofrece su inmueble al momento.

En cualquier caso la recuperación del sector es evidente porque el aumento de las hipotecas constituidas es constante en los últimos años. La tendencia es similar en el resto de España, si bien Málaga demuestra su protagonismo en este sector porque en 2018 fue la cuarta provincia española con mayor número de hipotecas suscritas por detrás de Madrid (65.503), Barcelona (43.692) y Valencia (18.793). Curiosamente Málaga supera ampliamente a Alicante, una provincia con un sector inmobiliario bastante similar al malagueño porque, entre otras cosas, ambas lideran la venta de viviendas a extranjeros no residentes desde hace años. En total, Málaga acaparó el año pasado el 5,3% de las hipotecas para viviendas firmadas en el país.

Hay dos aspectos importantes a tener en cuenta. El primero es que el importe total de las hipotecas constituidas en Málaga el año pasado sumó, según los datos del INE, 2.436 millones de euros, lo que implica un importe medio por operación de 132.181 euros. El Ministerio de Fomento publicó la semana pasada que el precio medio del metro cuadrado de la vivienda libre en Málaga en el cuarto trimestre de 2018 era de 1.786,1 euros, por lo que si se adquiriera una vivienda tipo de 100 metros cuadrados sería necesario desembolsar 178.610 euros. En Marbella se contabilizaron incluso 2.437 euros por metro cuadrado.

El segundo punto a tratar es que, como puede observarse, el importe medio de la hipoteca no da para comprar el piso, por lo que se hace imprescindible tirar de recursos propios. Los números no engañan. El INE publicó el pasado 12 de febrero que el año pasado se adquirieron 32.438 viviendas en la provincia de Málaga y ayer indicó que se firmaron 18.432 hipotecas. Es el 56% del total de viviendas, por lo que el resto se ha tenido que financiar con ahorros propios u otros métodos de financiación extrabancarios. Los años de crisis fueron sintomáticos. Los bancos cerraron el grifo de los créditos y el peso de las hipotecas en el volumen total de operaciones de compraventa se desplomó hasta el 43% en 2013. Contrarresta el 119% del año 2008, en el que se concedieron más hipotecas que viviendas se vendieron, aunque con la particularidad antes mencionada de que muchas de esas hipotecas firmadas en 2008 correspondían a ventas de inmuebles nuevos que se empezaron a construir en 2006, en plena burbuja inmobiliaria.

Si se analiza el comportamiento hipotecario en el total de fincas urbanas –en el que se incluyen las viviendas, solares, oficinas, garajes, etcétera– se observa el mismo dinamismo. En 2018 se firmaron 24.195 hipotecas en Málaga, el número más alto también desde 2010, con un importe total de 3.826 millones de euros y una media por operación de 158.164 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios