Málaga

Un hombre agrede "brutalmente" a su pareja con un martillo y se suicida

  • Tras darla por muerta, se cortó el cuello

  • La víctima fue hallada por un guardia de seguridad

  • Fue atendida en el Clínico, sin que corriese peligro su vida, y fue dada de alta por la tarde

Una grúa retira el vehículo en el que se encontró el cuerpo sin vida del presunto agresor. Una grúa retira el vehículo en el que se encontró el cuerpo sin vida del presunto agresor.

Una grúa retira el vehículo en el que se encontró el cuerpo sin vida del presunto agresor. / javier albiñana

Agredió a su pareja "brutalmente" (término empleado por el comisario provincial de la Policía Nacional); la golpeó con un martillo varias veces en la cabeza y trató de asfixiarla con un cable. Al observar a la víctima caída en el suelo y pensar que estaba muerta, el presunto atacante huyó del escenario y se dirigió a su vehículo, estacionado junto a un parque en la Avenida de Europa. Ya en su interior, según apuntaron varias fuentes próximas a la investigación, se suicidó cortándose el cuello.

Grossomodo este es el dramático episodio ocurrido en la mañana de ayer en la zona oeste de Málaga capital. El último episodio de violencia de género, tal y como confirmaron desde la Policía Nacional, tuvo como protagonistas a un hombre de 44 años y a su pareja sentimental, de 42 años. Ambos españoles de nacionalidad y residentes en la ciudad.

La mujer, a pesar de las heridas sufridas, se encontraba fuera de peligro tras ser atendida en el Hospital Clínico Universitario. En el mismo, según informaron fuentes del centro hospitalario, le practicaron pruebas de traumatología. Presentaba heridas en la cabeza y en el cuello. Después de permanecer varias horas en observación, fue dada de alta por la tarde.

Los hechos sucedieron alrededor de las 09:10 de ayer. Fue a esa hora cuando el Sistema Emergencias 112 Andalucía recibió una llamada por parte del guardia de seguridad de un aparcamiento en la Avenida de Europa. El trabajador aseguraba haber encontrado a una mujer a la que habían golpeado con un martillo en la cabeza.

El aviso permitió activar a los servicios sanitarios que se desplazaron hasta la zona y que llevaron a la herida al Hospital Clínico. Y, al mismo tiempo, a la Policía Nacional, que se hizo cargo de la investigación. Los agentes localizaron al presunto agresor muerto en su coche una hora después. "Todo apunta a un caso de suicidio, aunque estamos en una fase primera de investigación y podría surgir algún tipo de variación", explicó en un primer momento el comisario del Cuerpo Nacional de la Policía, Francisco López Canedo.

El responsable policial, que acompañaba ayer a la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, en la presentación del plan Turismo Seguro, detalló que, presuntamente, en la agresión se utilizó un martillo y "posiblemente también un cable para tratar de asfixiar a la mujer". Asimismo, descartó la existencia de denuncias previas por malos tratos. "No teníamos constancia de que hubiera denuncias previas u órdenes de protección emitidas por una autoridad judicial o siquiera conocimiento de que pudiera haber algún tipo de episodio previo que pudiera desencadenar lo que desagradablemente apunta a un caso de violencia de género", explicó a los medios de comunicación.

Desde la Subdelegación del Gobierno, Gámez condenó "rabiosamente y profundamente" el supuesto caso de violencia de género ocurrido ayer, destacando la "consternación y el dolor del azote que sufrimos todos cada vez que hay una noticia de violencia sobre la mujer". Unos hechos a los que, destacó, "no debemos acostumbrarnos jamás". Asimismo, confió en la recuperación física de la víctima.

Desde principios de año son varios los casos de violencia machista ocurridos en la provincia, aunque solo uno de ellos acabó con la muerte de la víctima. El suceso tuvo lugar el pasado mes de febrero, en la localidad de La Viñuela. En una pedanía llamada de Los Romanes, el presunto asesino asestó a su pareja una treintena de puñaladas. En el momento de su detención, que tuvo lugar en Marbella, dijo no recordar nada de lo ocurrido. El año pasado, según las estadísticas oficiales, se registraron 22 denuncias diarias en los juzgados de la provincia por violencia de género, contabilizándose 8.427 mujeres como víctimas de malos tratos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios