Málaga

Hospital el Ángel, pionero en una técnica para enfermos inoperables de corazón

  • La técnica consiste en implantar una prótesis valvular aórtica

El equipo del hospital El Ángel. El equipo del hospital El Ángel.

El equipo del hospital El Ángel. / M. H.

La TAVI (Transcatheter Aortic Valve Implantation) es un tratamiento que permite tratar a pacientes con estenosis aórtica severa, una obstrucción progresiva en la válvula que permite la salida de sangre del ventrículo izquierdo de la aorta. Es la enfermedad valvular más frecuente en Europa y su prevalencia está aumentando debido, entre otros factores, al envejecimiento de la población. Los pacientes que padecen estenosis aórtica severa pueden sufrir disnea o sensación de falta de aire, muchos de ellos precisan ingresos hospitalarios por insuficiencia cardiaca y a menudo presentan angina de pecho, pérdidas de conocimiento o síncopes.

En la Unidad del Corazón del hospital El Ángel de Málaga los doctores Hernández y Urbano fueron pioneros en España en efectuar la colocación de la prótesis llamada TAVI, que sustituye la válvula aórtica y repara el estrechamiento de la misma. Según el doctor Cristóbal Urbano “se logran resultados con el mismo nivel de garantía que en intervenciones de cirugía extracorpóreas, pero sin asumir los riesgos que estas conllevan y es por ello que cada vez más se utiliza este método también para pacientes jóvenes”.

El implante de la prótesis valvular aórtica se realiza a través de un catéter, mediante punción de la arteria femoral, axial u otros accesos vasculares alternativos. “Supone un cambio trascendental en pacientes que hasta ahora eran inoperables. Casi un tercio de los que sufrían estenosis severa de la válvula aórtica, solamente recibían medicación paliativa, ya que su intervención suponía un alto riesgo para el paciente”, indica el doctor Eduardo Pinar, especialista en Hemodinámica del hospital HLA La Vega.

El doctor Eulogio García fue el primero en realizar esta solución en España

La estenosis aórtica severa solo se cura con la implantación de una nueva válvula aórtica, el tratamiento médico es ineficaz. Los pacientes anteriormente descartados para la cirugía cardiaca tenían un pronóstico de mortalidad superior al 80% en dos años. El doctor Eulogio García, cardiólogo intervencionista de HLA Universitario Moncloa, fue el primer especialista en realizar esta técnica en España dentro de un estudio multicéntrico multinacional que contribuyó a la aprobación europea de la técnica.

“Si bien esta técnica nació como alternativa a los pacientes que no podían ser intervenidos por cirugía cardíaca, tras estudios comparativos, se demostró que la TAVI es equivalente o superior a la cirugía convencional con menos complicaciones” asegura el doctor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios