Málaga

Los hosteleros de Málaga llevarán el plan antirruido del Centro a los tribunales

  • Argumentan que las mediciones acústicas que se usaron para el decreto son "inválidas" 

  • Los vecinos del Centro cuestionan la iniciativa municipal pero por ser excesivamente permisiva

Imagen de archivo de la protesta de los hosteleros contra el plan antirruido del Ayuntamiento de Málaga. Imagen de archivo de la protesta de los hosteleros contra el plan antirruido del Ayuntamiento de Málaga.

Imagen de archivo de la protesta de los hosteleros contra el plan antirruido del Ayuntamiento de Málaga. / Javier Albiñana

La Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos) da una vuelta de tuerca en su oposición al plan antirruido con el que el Ayuntamiento pretende reducir el ruido en 97 calles del Centro histórico y cinco de la zona de El Romeral. El mismo día en que han sido publicadas las denominadas Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), con lo que entrarán en vigor este miércoles, el colectivo empresarial ha anunciado que acudirá a la vía judicial.

De acuerdo con lo expresado en un comunicado oficial, Mahos considera "inválidas" las mediciones acústicas que sirvieron de base para el presente decreto, al tiempo que informa de que interpondrá un recurso contencioso-administrativo ante lo que considera "un menoscabo de los derechos de los empresarios a desarrollar su actividad".

Para los hosteleros, estas mediciones no se han realizado con las garantías suficientes ni tienen en cuenta que la mayoría de las calles afectadas por el ZAS "no se han medido correctamente ni en su totalidad". "La declaración de Zonas Acústicamente Saturada carece del suficiente respaldo técnico para su entrada en vigor", sostiene.

Asimismo, insiste en que con este plan se busca "penalizar" a más de un centenar de calles, provocando un perjuicio para el sector hostelero. "Culpar a la hostelería en exclusiva de la emisión de ruido resulta un sinsentido, ya que sus fuentes son dinámicas; la aplicación del decreto merma la rentabilidad de un sector que mantiene al año, de media, 80.000 puestos de trabajo en la provincia de Málaga", apostillan desde la asociación. De manera precisa, considera inadecuada la decisión de reducir el horario de las terrazas y de los establecimientos, afectando "a la economía local y empeorará con total seguridad los datos turísticos de Málaga".

"La aplicación del decreto merma la rentabilidad de un sector que mantiene al año 80.000 puestos de trabajo en la provincia"

Tampoco se muestran satisfechos con el plan municipal los vecinos del casco antiguo. Desde la Asociación de Vecinos Centro Antiguo tampoco descartan la posibilidad de acudir a los tribunales contra el decreto de las ZAS. Aunque, en su caso, por entender que es demasiado permisivo con la actividad hostelera.

"La moratoria que se plantea no tiene efectividad ninguna porque el Centro ya está saturado", expone el secretario de la asociación, Alejandro Villén, quien denuncia la "dilación premeditada" con la que ha actuado el Ayuntamiento, alargando el plazo de aprobación de las medidas. "Se ha hecho de cara a la galería", ha opinado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios