Málaga

Hoteles y restaurantes de Málaga no tienen “ni idea” de cuándo ni cómo abrirán con el coronavirus

  • Las patronales Aehcos o Mahos recomiendan no invertir en medidas de protección hasta que se conozca realmente qué va a exigir el Gobierno

  • Alertan de una burbuja en el caso de las mamparas

Información de uno de los hoteles de Málaga que ha cerrado. Información de uno de los hoteles de Málaga que ha cerrado.

Información de uno de los hoteles de Málaga que ha cerrado. / Javier Albiñana

Los hoteles, bares y restaurantes de Málaga no tienen “ni idea” de cuándo van a poder abrir sus puertas ni en qué condiciones. Se escuchan varias supuestas fechas desde el Gobierno central o la Junta de Andalucía que, además, no tienen nada que ver porque unos hablaban de diciembre y otros de mayo. También llegan supuestas necesidades de poner mamparas, cámaras de ozono, etcétera pero, a día de hoy, nadie sabe qué es lo que realmente va a exigir el Gobierno central a los hoteleros y hosteleros para poder dar un servicio con garantía sanitaria.

Hay cantos de sirena e, incluso, ya se está creando una burbuja entre los fabricantes de mamparas que apremian a los negocios a que adquieran material antes de que, supuestamente, se acabe el stock. Hay empresas hosteleras que incluso ya están comprando mamparas, corriendo el riesgo de tirar el dinero a la basura si finalmente no son necesarias.

“Ahora solo se está haciendo el indio. Se habla de que si se van a poner mamparas en las playas, en los restaurantes... Nos estamos tirando piedras contra nuestro propio tejado y no nos damos cuenta. Poner mamparas ahora es solo por marketing, para que te conozcan. Recomendamos no invertir ni un euro en nada si ni siquiera sabemos si vamos a abrir o no”, explica tajante Luis Callejón, presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos).

Callejón señala que desde la Junta de Andalucía no se les ha comunicado nada y exige al Gobierno central “que dé un calendario de posibilidades en función de la evolución del número de afectados por el coronavirus, que sean realistas y que no digan siempre dos semanas más”. En este sentido, el presidente de los hoteleros malagueños insiste en “no tirar dinero en promoción o en otras inversiones millonarias en establecimientos si no vamos a abrir en verano”.

Javier Frutos, presidente de la Asociación de Empresarios Hosteleros de Málaga Mahos, es de la misma opinión. “El único consejo que damos es que la gente no invierta nada hasta que el Estado diga algo”. Frutos detalla que la patronal española Hostelería de España ha pedido al Gobierno la creación de una mesa técnica en la que estén presentes para establecer una hoja de ruta real.

El presidente de Mahos reclama que se definan de forma clara las reglas de juego y que no se exijan grandes inversiones porque, en una situación como la actual, “sería la ruina total del sector”. Frutos ve “precipitado” que la Junta de Andalucía hable de mayo como fecha de apertura y recuerda que, además de saber exactamente qué medidas de seguridad habría que poner, antes de la reapertura hay que formar a los empleados en el nuevo protocolo de seguridad. Frutos recuerda que “los clientes quieren ir a los restaurantes sintiéndose seguros, pero de forma acogedora porque es ocio. Si no va a ir a disfrutar no van a ir”.

Manuel Villafaina, presidente de la Asociación de Empresarios de Playa, también habla claro. “No sabemos nada y solo se están creando alarmas innecesarias. Sanidad será la que tendrá que dictarnos las normas”, afirma. Villafaina, que tiene décadas de experiencia en los chiringuitos, señala que “todo lo que se haga ahora es invertir un dinero que puede estar bien gastado o no” y afirma que, aunque se pongan cámaras de ozono en las cocinas, es “muy difícil” prevenir en salones al aire libre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios