Málaga

La huelga de limpieza de Rincón empieza con incidentes

  • El Ayuntamiento denuncia la quema de contenedores y el esparcimiento de basura, y los sindicatos la contratación de personal

Comentarios 1

"Demasiado pronto hemos empezado", lamentó Pedro López, un vecino de Rincón de la Victoria, sentado en la plaza Al Andalus. mientras contemplaba la basura que hay esparcida en las calles aledañas al centro comercial abierto. Es precisamente en la limpieza viaria donde se dejó notar más el primer día de paro en la recogida de limpieza del municipio axárquico. Los contenedores todavía no estaban llenos, pero si se produjeron algunos incidentes hasta el punto que durante la madrugada de ayer hubo que intervenir en una vivienda particular donde ardió un seto a consecuencia de la quema de un contenedor de basura. El Ayuntamiento denunció que durante la noche diferentes grupos organizados prendieron fuego a más de uno e incluso volcaron papeleras "dejando la basura esparcida por las principales avenidas del municipio".

La huelga de limpieza en Rincón de la Victoria se inició ayer tras no llegar a un acuerdo los sindicatos y los responsables de la Empresa Mixta de Medio Ambiente (Emmsa), integrada al 50% por FCC y el Ayuntamiento. Mientras que los representantes de los trabajadores piden mantener el convenio laboral con las mismas condiciones socioeconómicas que tenían hace dos años, la empresa defiende "la estabilidad en el empleo" de la actual plantilla. El grueso del conflicto se centra principalmente en el incremento de la jornada en 37,5 horas, en la pérdida de algunos complementos sociales y en la recuperación del 12,5% del sueldo que los trabajadores cedieron hace dos años.

El inicio de la huelga comenzó con una reprobación por parte del equipo de gobierno del PP por los actos de vandalismo y por el incumplimiento de los servicios mínimos fijados por la Junta de Andalucía, que son del 30%. También los sindicatos denunciaron ayer que "el Ayuntamiento está boicoteando la huelga" ya que según afirmaron "está contratando a trabajadores para que realicen el trabajo de los huelguistas".

El alcalde de la localidad, Francisco Salado, por su parte, señaló que "se trata de hechos lamentables que demuestran una actitud antidemocrática, como ya se viene manifestando desde la última asamblea de trabajadores" y criticó que los sindicatos UGT, COO y CGT no están cumpliendo con lo acordado la semana pasada "para que el derecho a la huelga de los trabajadores se lleve a cabo con normalidad".

El regidor denunció especialmente los hechos acaecidos en los colegios Laza Palacio, Parque Victoria, Gregorio Marañón, Martín Gaite y Josefina Aldecoa, donde se esparcieron latas de pintura, yeso y cristales, según denunciaron las direcciones de los centros. "Una huelga no da derecho a atentar contra la seguridad de las personas, menos de los escolares, ni contra el patrimonio público. No todo vale para que los trabajadores reivindiquen sus derechos", señaló.

También denunció el supuesto sabotaje de dos camiones mediante la manipulación de su sistema hidráulico y la rotura de la luna de unos de ellos con una piedra. Además, según señaló, se desplazaron contenedores para que el camión de carga lateral que cubría los servicios mínimos no pudiese realizarlos.

Para el alcalde, "estos hechos hacen perder legitimidad a la huelga. El mobiliario público es de todos y los huelguistas no pueden atentar contra él ni contra el patrimonio particular. Desde el equipo de gobierno hacemos un llamamiento a la cordura, a la responsabilidad de los trabajadores y a ejercer la huelga sin este tipo de perjuicios que dan una imagen lamentable de nuestra localidad".

Por otro lado, la Guardia Civil identificó durante la noche a trabajadores de Emmsa que llevaban pegamento para precintar cerraduras, por lo que el Ayuntamiento estudiará la posibilidad de abrir un expediente disciplinario. También se ha detectado el precinto de la puerta del punto limpio con un pitón y pegamento en la cerradura de los almacenes donde se guardan materiales de limpieza.

Por su parte, el secretario general de actividades diversas de CCOO de Málaga, Francisco Romero, denunció que,"el paro a pesar de estar siendo secundado por el cien por cien de la plantilla de trabajadores, está siendo boicoteado por la empresa FCC que ha contratado a trabajadores para que realicen el trabajo de los huelguistas y obligando a los propios trabajadores que están cubriendo los servicios mínimos a realizar tareas para las que no están contratados".

Al respecto Romero señaló que "están mandando a trabajadores con categoría de peón para conducir camiones con la excusa de llevarlos al taller de reparación que tiene FCC en la barriada de El Palo, y allí estos trabajadores están siendo cambiados por otros que tiene contratados esta empresa con el fin de que lleven y vacíen los camiones en el vertedero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios