Málaga

Un indigente denuncia el robo de su pierna ortopédica mientras dormía en la calle

  • La familia cifra en 5.000 euros el coste de la prótesis y pide ayuda para comprarle otra

El hombre que ha denunciado. El hombre que ha denunciado.

El hombre que ha denunciado. / manu palma

Llegó a pensar que se trataba de una broma, pero a medida que han ido avanzando los días ha entendido que nada más lejos de la realidad. Un hombre ha denunciado ante la Policía el robo de la prótesis que usa en su pierna izquierda desde hace 10 años después de que le amputaran una parte tras sufrir una infección en el pie.

El hombre echó en falta la prótesis entre las 21:00 y las 22:00 del pasado lunes, mientras dormía en el soportal de la biblioteca municipal Miguel de Cervantes, situada en la zona de Las Chapas. Según el testimonio de su hermana, aportado a este periódico, había dejado el aparato a la altura de su cabeza. "Se lo tiene que quitar para dormir porque lleva una goma y debe descansar para que le fluya mejor la sangre", explicó. Al despertarse, comenzó a buscar en los alrededores, pero había desaparecido.

"Es injusto. Pensamos que lo encontraría después de unas horas pero ya hemos visto que no y decidimos denunciar. ¿Quién puede querer una prótesis?", se pregunta este familiar, que explica que el hombre lleva un mes pernoctando en la calle después de pasar por algún albergue.

La mujer afirma que ella no puede asumir el coste de la pieza en su totalidad, valorada en unos 5.000 euros. Y de ahí que lance un llamamiento para que cualquier persona que vea la prótesis acuda a la Policía o bien colabore aportando una cantidad para comprarle otra. "Yo le ayudaré hasta donde pueda, pero entre varios podemos conseguir una nueva. Ojalá encuentre la suya", señala su hermana. El caso, que ha sido difundido a través de las redes sociales, ha causado indignación, al punto de que varios usuarios han propuesto llevar a cabo una campaña para recaudar fondos. "Él no da problemas aunque esté en la calle. Ni siquiera pide dinero. Tiene un corazón que no le cabe en el pecho", expresa su hermana. "No le hace daño a nadie, siempre está sentado en el parque de la plaza Basconia", añade una mujer que asegura haber coincidido con él en la zona. Desde Tarragona otra internauta se ha ofrecido a aportar su granito de arena para que pueda obtener una nueva prótesis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios