Entrevista. Joaquín Cuenca. Cofundador de Freepik

“Vamos a entrar más en Asia y EEUU y facilitaremos el acceso a los diseños”

  • Cuenca detalla que la venta de Freepik al fondo sueco EQT se debe a la necesidad de acometer proyectos de mayor envergadura, aunque mantendrán la sede en Málaga

Joaquín Cuenca, en el centro, junto a Pablo Blanes y Alejandro Sánchez. Joaquín Cuenca, en el centro, junto a Pablo Blanes y Alejandro Sánchez.

Joaquín Cuenca, en el centro, junto a Pablo Blanes y Alejandro Sánchez.

Alejandro Sánchez, Pablo Blanes y Joaquín Cuenca son los fundadores de Freepik, una empresa tecnológica malagueña nacida en 2012 que se ha convertido en líder mundial en la producción y distribución de ilustraciones, iconos, plantillas o fotografías. Tienen 32 millones de usuarios únicos al mes, más de 10 millones de recursos gráficos disponibles y el año pasado facturaron 31 millones de euros.

La compañía anunció ayer que ha sido adquirida por el fondo de inversión sueco EQT Mid Market Europe, que pasa a ser el dueño mayoritario. La cantidad no ha sido desvelada, aunque ciertos medios hablan de 250 millones de euros. Los tres fundadores seguirán gestionando la compañía con una participación minoritaria. Joaquín Cuenca desgrana los motivos de esta operación.

–En los últimos años han recibido varias ofertas de compra que desecharon. ¿Por qué han decidido vender ahora?

–Ha sido por un motivo bastante personal. Empezábamos a sentir la presión y queríamos tener a un socio mayoritario que pudiera aliviarnos un poco. Queríamos tomar decisiones más arriesgadas, salir de nuestra zona de confort y nos veíamos un poco limitados por el miedo a lo que nunca habíamos hecho. A eso hay que añadirle que en el sector hemos empezado a recibir muchas ofertas seguidas porque hay una consolidación en el mercado. Hemos visto que era el momento.

–Se quedan en la gestión con una mínima parte del accionariado.

–Al principio dudamos entre vender la empresa entera o una parte. El comprador que adquiere una empresa entera suele ser del mismo sector, mientras que el que adquiere una parte normalmente es un socio financiero que no necesariamente sabe gestionar tu empresa sino que lo que quiere es que tú la gestiones y ellos te ayudan todo lo que pueden para que crezcas y la empresa tenga más valor en unos años. Hemos barajado las dos opciones durante todo el proceso y en la última semana nos hemos decidido por la segunda.

–Han tenido un confinamiento intenso entonces.

–Total. De hecho con el comprador solo nos hemos visto una vez. Empezamos la selección de consultorías en septiembre y llevamos sin parar estos nueve meses.

"Queríamos salir de la zona de confort y nos veíamos limitados por el miedo a lo que no habíamos hecho”

–No han querido desvelar el importe de la compra. Se habla de 250 millones de euros. ¿Es cierto?

–No vamos a hacer comentarios sobre el montante.

–Han indicado en un comunicado de prensa que esta venta les permitirá expandirse por Estados Unidos y Asia. ¿Qué perspectivas tienen en esos mercados?

–La expansión de la empresa va a ir por dos vías. Una es entrar con más fuerza en zonas donde aún no estamos muy establecidos, como es el sudeste asiático con China, Japón y Corea del Sur, y Estados Unidos. Otra vía es una expansión vertical, es decir, cubrir a un público que sea más novato en las áreas en las que estamos.

–¿En qué sentido?

–Ahora mismo para usar el contenido de Freepik hay que tener Illustrator o Photoshop en el ordenador y eso limita mucho el número de personas que pueden usarlo. Queremos que todo el mundo pueda acceder a nuestro contenido y usarlo para sus proyectos sin necesidad de hacer un gran desembolso económico -muchas veces sin pagar nada- y sin necesidad de tener que utilizar herramientas difíciles que saben usar los profesionales.

–Está creciendo a un ritmo brutal en facturación y empleo cada año. ¿Qué perspectivas tienen para 2020 y para los ejercicios posteriores?

–Esperamos tener un muy alto crecimiento y mantener el ritmo que llevamos. La clave es ser útil a las personas. Yo creo que la necesidad está. Hay gente que quiere usar diseños de alta calidad y no puede porque no tiene acceso a ellos. También hay países en los que no tenemos diseños personalizados para esas culturas. Por ejemplo, si buscas un diseño de cartas casi todo lo que te sale son de póker pero no la baraja española. Buscas diseños de bodas y lo que espera un hindú o un norteamericano es distinto. Nosotros no hacemos bien todavía esa creación de contenido personalizado y que la gente pueda manipularlo bien. Si conseguimos solucionar esas barreras la empresa va a crecer mucho más.

–¿Cuánto?

–Sinceramente no tengo un horizonte marcado. Estoy muy enamorado del proyecto y mi intención es seguir involucrado sin fecha. El crecimiento dependerá de lo bien que ejecutemos los proyectos y de lo bien que los usuarios reciban lo que hagamos. Al fondo le hemos presentado nuestras estimaciones, pero es un ejercicio teórico porque igual nos pasamos o nos quedamos cortos. Para nosotros el énfasis no es tanto conseguir cierto nivel de ingresos o de empleados sino satisfacer a todos los usuarios.

–Habla de empleados. Tienen 233 trabajadores y un 20% se han incorporado dentro del propio periodo de la pandemia. ¿Incrementarán mucho la plantilla con su expansión?

–Hemos contratado mucho durante la pandemia y nuestra intención es seguir cubriendo los puestos donde tenemos debilidades. No tenemos un límite marcado de empleados, sino una serie de proyectos que queremos ejecutar.

–El fondo que ha comprado Freepik es sueco. ¿Se mantendrá la sede en Málaga?

–Sí. La diferencia es que ahora tenemos a alguien que nos puede poner encima de la mesa a una serie de asesores de distintas partes del mundo a los que a nosotros nos resultaría difícil llegar. Estar con un fondo nos da más credibilidad. Es el momento de que la dirección de Freepik crezca y añadirle perfiles más seniors. Tenemos una buena directiva pero podemos mejorar con perfiles de más experiencia de otros sitios y otros segmentos que nos ayuden a crecer.

–No recuerdo una operación de más envergadura en el sector tecnológico malagueño.

–Hasta donde yo sé creo que es la más grande.

"Pelotazo es comprar algo por dos duros y venderlo por millones. Aquí ha habido un trabajo sólido y serio”

–¿Le ha llamado mucha gente del sector para felicitarle?

–Con la mayoría de amigos hablo digitalmente. También he hablado con Manuel Heredia de Besoccer por teléfono. Es muy bonito porque todo el mundo te felicita y está contento por ti. Han sido nueve meses de mucho trabajo en algo en lo que no teníamos experiencia previa y hemos salido muy airosos.

–Le dirá todo el mundo que ha dado un buen pelotazo.

-[Se ríe]. La gente del sector no. Me pasó igual cuando vendí Panoramio. El dinero que se saca con esto no es tan importante. Pelotazo suena a comprar algo por dos duros y venderlo por millones y aquí lo que ha habido es un trabajo sólido y serio durante muchos años. Han sido muchas decisiones y mucho esfuerzo.

–Creó Panoramio y se lo vendió a Google, es cofundador de Freepik o socio de Besoccer. Se mueve como pez en el agua en crear empresas pequeñas y convertirlas en gigantes.

–También he fallado otras veces. Es centrarse en el producto y que el usuario esté contento. Lo interesante es ver cómo se ha creado un valor sin mucha inversión o sin ayuda externa con lo que teníamos. Es un trabajo de todo el equipo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios