Paloma Gutiérrez. Presidenta de Minotauro

"Los jóvenes aficionados tenemos que decir que nos gustan los toros"

  • Confiesa que le pareció imposible llegar a 25 socios pero en un mes ya son más de 100

  • El gran logro ha sido la 'andanada minotauro'

Paloma Gutiérrez, desde el burladero de la plaza. Paloma Gutiérrez, desde el burladero de la plaza.

Paloma Gutiérrez, desde el burladero de la plaza. / María armada

A Paloma Gutiérrez nunca le gustó estar en el centro de las miradas. Su lidia, más que con los toros, ha estado con mantener una posición secundaria dentro de esta afición. Sin embargo, desde hace apenas un mes, es la presidenta de la Asociación Taurina Universitaria Minotauro Joven. Su elección estuvo más cerca de un cónclave vaticano que de unas elecciones democráticas. Le tocó y tuvo que tirar para adelante, que dicen en el argot taurino. Sus amigos afirman que esta estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas es la persona idónea para dirigir esta asociación y, por mucho que ella lo niegue, los datos están ahí para constatarlo. Desde el bar Flor, epicentro del mundo taurino malagueño, responde a las preguntas:

-¿Qué es Minotauro Joven?

-Minotauro Joven es una asociación de jóvenes universitarios y no universitarios a los que le gustan los toros. Nada más. Minotauro está integrado dentro de las RACTU, Red de Asociaciones Culturales Taurinas Universitarias creadas por la Fundación del Toro de Lidia (FTL). Entendemos que el toro está presente en muchos ambientes y no puede faltar la juventud. Además, la universidad en particular es un lugar en el que siempre han tenido una presencia fundamental que ahora queremos recuperar.

-¿Cómo se ha impulsado este movimiento?

-Al tratarse de una RACTU, el papel de la FTL ha sido primordial, especialmente a través de su director general Borja Cardelús. Cuando se creó la delegación o capítulo de la Fundación en Málaga, Borja estuvo presente y nos contó lo necesario que era poner en marcha esto. Pero ponerlo ya. Nos propuso el reto de llegar a 25 socios y fue algo que, en el momento, vimos prácticamente imposible. Sin embargo, hemos roto cualquier pronóstico y en menos de un mes hemos logrado más de 100 socios.

Las mujeres tienen un papel muy importante dentro de la asociación taurina universitaria Minotauro"

-¿Y dentro del capítulo de la fundación de Málaga?

-Esta delegación territorial se puso como primer objetivo crear una asociación taurina juvenil. El trabajo incansable de su coordinador, Aurelio López, ha sido fundamental para que esto pudiera arrancar. Ha sido uno de los protagonistas de esta historia y el principal responsable de la consecución.

-¿En qué se basa la elección del nombre, de Minotauro?

-Estuvimos buscando un nombre que encajara y que tuviera algo que ver con Málaga pero alejado de los tópicos como podía ser Biznaga. Hipólito Montes, vicepresidente, tuvo la idea de usar Minotauro por la relación que tiene este ser mitológico con Picassso y también con el artista Loren. El es parte del Capítulo de Málaga y queríamos tener esa deferencia. De hecho es el autor del logo. Representa un minotauro de espaldas, con el brazo izquierdo en jarra, evidenciando el orgullo de ser taurino y con una antorcha en la mano derecha, símbolo de la libertad y del testigo que tenemos que heredar.

-¿Qué hoja de ruta os habéis marcado para acercar el toro?

-El gran problema que existe es el desconocimiento que hay hacia el mundo del toro. Las generaciones presentes no se han preocupado de enseñar esto a las generaciones futuras. No sé si por dejadez o por otro motivo pero lo cierto es que estamos heredando ahora el testigo y tenemos que hacer frente. ¿Cómo? Enseñando qué es el toro más allá de una plaza. Hemos realizado un viaje a distintas ganaderías con la empresa Toros del Mediterráneo para conocer el campo bravo. Tenemos un padrino, que es Antonio Ferrera. Tener a un torero próximo siempre acerca a mucha gente. Tampoco podemos olvidar que los jóvenes queremos pasarlo bien y divertirnos así que tenemos programada una fiesta campera, viajes a ganaderías y otras actividades más de índole cultural como pueden ser coloquios o conferencias. Y claro, todo esto para ir al final a los toros...

-La empresa ha puesto a disposición de Minotauro una andanada a un precio especial.

-Sí, ha sido uno de los logros más importantes que hemos conseguido. Gracias a Aurelio, una vez más, y a la disposición de José Carlos Escribano, los socios de Minotauro han tenido la oportunidad de sacar un abono en sombra en el primer piso con un descuento del 70%. Se ve que el problema no está en que los toros no interesen sino en que a lo mejor los precios no acompañan.

-¿Estáis rompiendo con los estereotipos?

-Totalmente. Durante mucho tiempo se ha tenido una imagen muy estancada de lo que era el aficionado al mundo del toro. Puede que incluso hayamos tenido la culpa en cierta medida. Pero la realidad es que estamos demostrando que las cosas no son como parecen y que los toros claro que interesan a la juventud. En Minotauro también hay hombres pero las mujeres tenemos un papel muy importante porque la sociedad lo está reflejando. También es el momento de las mujeres.

-Ese de hecho ha sido vuestro lema en redes sociales: #EsNuestroMomento.

-Nuestro momento es ahora. Acabamos de nacer y cada vez vamos a tener una fuerza mayor. Es el momento de la juventud porque ya está bien de escondernos cuando me dicen que me gustan los toros. Sí, a mí los toros y a ti el fútbol. Y no pasa nada. Los jóvenemos tenemos que estar orgullosos de decir que nos gustan los toros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios