Málaga

Un jubilado malagueño cobra al mes 100 euros menos que la media nacional

  • Los pensionistas continúan recibiendo un 22% más de dinero que al inicio de la crisis

Los pensionistas malagueños siguen cobrando un 22% más de dinero que al inicio de la crisis. A la cabeza de este incremento porcentual se encuentran los jubilados, que cada mes ingresan en su bolsillo un 26% más de dinero que en 2008. Aun así, no hay que lanzar las campanas al vuelo, ya que esto no significa que reciban una gran aportación ni que no tengan problemas reales para sobrevivir mes a mes. De hecho, cobran 100 euros menos que la media nacional, según los datos oficiales publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social correspondientes a 1 de julio de 2016.

En comparación con las cifras ofrecidas a principio de año, la cantidad que recibe de media un pensionista apenas ha aumentado un 1% pasando de los 825,71 euros en enero de 2016 a los actuales 831,56. Lo que en dinero tangible serían sólo seis euros. El incremento es inapreciable, como también lo es la subida del número de jubilados. El envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida han provocado que haya 2.682 pensionistas más. Con fecha de 1 de julio de 2016, 253.593 personas reciben dinero de la Seguridad Social, el 15% de la población y un 1,6% más que el mismo mes del año anterior y un 2,7% del cómputo global del país; mientras que en 2008, al inicio de la crisis, había 215.155 personas.

Las pensiones por jubilación concentran a la mayoría de personas que reciben algún pago por parte de la Seguridad Social, como fruto de su relación laboral durante décadas. Así, estas personas ingresan de media 960,48 euros; siendo Málaga la cuarta provincia de Andalucía con un porcentaje mayor por detrás de Cádiz (1.081,63 euros), Sevilla (992,51 euros) y Huelva (991,21 euros). A la cola quedan Almería (con 840,12 euros), Jaén (853,07 euros), Córdoba (855,74 euros) y Granada (870,67 euros). Las pensiones de los jubilados malagueños quedan 20 euros por encima de la media andaluza, de 943,15 euros; pero 100 euros por debajo del promedio nacional, el cual asciende hasta los 1.043, 48 euros. Si bien es cierto que hay comunidades autónomas que hacen subir de forma considerable esa pensión media a nivel estatal, como por ejemplo Asturias, con 1.272,18 euros; o Madrid, con una media de 1.235,88 euros, según los números del Ministerio.

Al margen de las prestaciones por jubilación, existen otras cuatro tipologías más con retribuciones dispares: incapacidad permanente, viudedad, orfandad y favor de familiares. Tras la jubilación, es la viudedad -personas que obtienen una prestación por el fallecimiento del cónyuge que cotizó en su momento- la categoría que cuenta con más pensionistas. En este caso, existen en Málaga 64.097 personas que cobran una pensión, con una media de pago de 601,76 euros al mes. Resulta significativo que muchas de ellas son mujeres ancianas que, si no recibieran ayuda de sus familiares, tendrían difícil la supervivencia si deben pagar el alquiler de una vivienda, manutención y resto de gastos y suministros, entre otros aspectos.

En tercer lugar se encuentra la pensión por incapacidad permanente, con 32.607 perceptores en Málaga que cobran una media de 911,79 euros cada mes. Esta media también estaría por encima de la cifra andaluza, que se sitúa en los 859,39 euros; y sería 40 euros más baja que el promedio nacional de 930,24 euros.

Las pensiones por orfandad y en favor de familiares cierran la lista. Las primeras, con 12.365 perceptores tanto de orfandad absoluta como simple, ascienden a 351,97 euros. Se trata de la tipología que experimenta una menor variación con respecto a hace ocho años, con el inicio de la crisis, cuando cobraban 318,34 euros, un 10,56% más. En el caso de las pensiones por favor de familiares, 1.275 malagueños son perceptores de las mismas, con un pago de 497,54 euros cada mes, según los datos del Ministerio.

En ninguna de las categorías los pensionistas malagueños llegan a ser mileuristas, aunque frente a los datos se aprecia que, al menos, sus remuneraciones son algo mayores que hace ocho años, cuando comenzó el periodo de crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios