Málaga

La jueza deniega el careo entre el dueño de la finca de Totalán y el padre de Julen

  • La magistrada ve "innecesaria" la prueba y no pertinente · El propietario solicitó la prueba para determinar si el progenitor del niño fue avisado de la existencia de varios pozos

El dueño de la finca de Totalán El dueño de la finca de Totalán

El dueño de la finca de Totalán / Javier Albiñana

El Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, encargado de determinar las causas que rodean la muerte de Julen, el niño de 2 años que cayó a un pozo el 13 de enero en Totalán, ha negado el careo que había solicitado el dueño de la finca con el padre del pequeño. 

El letrado que representa a David Serrano, el único investigado por homicidio imprudente, solicitó el pasado abril un escrito en el que solicitaba un careo con el padre de Julen para determinar si éste fue avisado de la existencia de las prospecciones que había en el lugar, como mantiene el dueño del terreno.

La magistrada, en un auto al que ha tenido acceso Efe, considera que no procede la practica de las diligencias de investigación que ha pedido el propietario de la finca y afirma que dicha prueba es "innecesaria" y no pertinente.

José Roselló aseguró el pasado marzo ante la jueza instructora que ni él ni su esposa fueron advertidos con antelación del peligro por parte de David Serrano. 

El padre de Julen admitió no obstante que cuando ya estaban en la finca cogiendo leña para el fuego con el que iban a cocinar, Serrano le advirtió de que había varios pozos pero le dijo que estaban bien tapados y ello le tranquilizó. 

Además del careo con el padre de Julen, también solicitó otro con el empresario que ejecutó el pozo y que aseguró ante la jueza instructora que cerró la prospección con una piedra y tierra. La defensa del dueño del terreno quiere que se investigue todas las contradicciones que han podido incurrir, a su entender, tanto el padre del menor como el pocero durante sus declaraciones ante la Guardia Civil el día que ocurrieron los hechos y posteriormente ante la instructora y que perjudican a su cliente. 

Un tercer careo que pidió es entre el pocero y su ayudante "en aras de esclarecer ciertos interrogantes", según el escrito. La defensa del dueño del terreno presentó también la semana pasada un segundo escrito en el que pide la madre de Julen no pueda seguir en calidad de coacusadora particular, ya que durante su declaración ante la instructora dijo: "Yo no quiero nada en contra de nadie" porque "mi hijo vale más".  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios