Málaga

El lateral sur de la nueva Alameda se hará por mitades para que pasen los autobuses

  • Urbanismo quería cerrar ese eje para intervenir al completo, pero cede a las exigencias de la EMT

Infografía de la reurbanización prevista en el lateral sur de la Alameda. Infografía de la reurbanización prevista en el lateral sur de la Alameda.

Infografía de la reurbanización prevista en el lateral sur de la Alameda.

A la espera de que la Junta de Andalucía responda de manera definitiva si puede o no acometer la peatonalización completa del lateral norte de la Alameda Principal, entre el puente de Tetuán y la calle Larios, el Ayuntamiento sigue perfilando la organización final de los trabajos en el ala sur. El paso adelante en esta fase del proyecto global, de la mayor envergadura desde el punto de vista presupuestario, con un valor de adjudicación de unos 3,7 millones de euros, parece que se va a alargar más de lo previsto.

Las reuniones técnicas mantenidas en las últimas semanas entre la Gerencia de Urbanismo y la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) va a obligar a reprogramar las pretensiones iniciales. A modo de ejemplo, la hipótesis de trabajo diseñada por Urbanismo incluía el corte total al paso de vehículos del lateral sur, obligando a trasladar el itinerario habitual de los autobuses urbanos, así como las paradas actualmente asentadas en la zona.

Sin embargo, las exigencias de la empresa de transporte van a obligar a alterar este plan, de manera que en todo momento se mantendrá abierto uno de los carriles de ese ala para que los autobuses puedan seguir atravesando la Alameda en sentido oeste-este. A esto se suma que, según fuentes conocedoras de la iniciativa, no se espera que el cambio de paradas en la Alameda vaya a tener lugar al menos hasta dentro de una o dos semanas, lo que desplazará a finales del presente mes los movimientos en la zona.

Ello incide de manera clara en el desarrollo de los trabajos, ya que la peatonalización de este sector tendrá que hacerse por mitades. El 'modus operandi' es semejante al que en este momento se lleva a efecto en el eje central de la Alameda, donde los obreros de la empresa adjudicataria, Verosa, trabajan en la mitad sur de la calzada, quedando la otra mitad habilitada para el paso de taxis y vehículos de transporte público. El interrogante que queda por precisar es si esta variación en el programa de actuación incidirá en los tiempos de terminación de la reurbanización, que, como en las otras dos secciones de la nueva Alameda, tiene un plazo de terminación de seis meses.

El proyecto final fija la posibilidad de, una vez concluidas las obras, para lo que se puso un calendario e seis meses, disponer de algo más de 23.000 metros cuadrados de superficie peatonal de paso libre. De ellos, cerca de 12.000 si localizan en la lateral sur, donde, una vez terminada la obra, quedará una acera con una anchura de hasta 23 metros. En esta parte de la intervención, Urbanismo contempla la adquisición de una escultura moderna para su instalación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios