Listas de espera de Málaga Los malagueños son los que más esperan de Andalucía para una operación

  • Aguardan 332 días para una intervención y 132 para ser vistos por un especialista

  • La Junta aflora a 96.882 enfermos que no se contabilizaban  

Profesionales en una operación. Profesionales en una operación.

Profesionales en una operación. / M. H.

Los malagueños tienen que esperar de media 332 días para operarse y 132 para que los vea un especialista; son los andaluces que más deben aguardar para una intervención y en junio había casi 97.000 pacientes más en las listas de espera de los que reconocía la anterior Administración. Así se desprende de las cifras colgadas este miércoles en la página web del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

La Junta ha aflorado a 96.882 pacientes en lista de espera en la provincia entre los que aguardan una operación y una primera consulta con un especialista. Según la Administración andaluza, en junio había 156.791 personas aguardando una operación o una consulta, y solo se contabilizaron 59.909. Ahora, entre ambos apartados el actual Gobierno autonómico (PP-Cs) contabiliza 167.117.

La Junta atribuye la diferencia al “fraude” de la anterior gestión. Pero las cifras se abultan no sólo porque la actual Administración saque a la luz el supuesto “maquillaje” de las listas de espera –denunciado durante años por sindicatos y profesionales– sino porque además contabiliza a los pacientes que aguardan una intervención o una consulta que no están protegidos por los decretos de tope de espera y que eran excluidos de las estadísticas en la etapa anterior.

La actual Administración sanitaria cifra los enfermos pendientes de una operación a diciembre de 2018 en 30.730 y de una consulta externa en 136.387; mientras que la anterior los fijó en junio pasado en 9.040 y 50.869 respectivamente.

Un total de 167.117 malagueños esperan operación o primera cita con el especialista

Según los datos publicados este miércoles, en la provincia hay a fecha de diciembre pasado 30.730 enfermos pendientes de una operación, lo que triplica los 9.040 que contabilizaba la anterior Administración. La cifra supone que Málaga tiene 19,39 pacientes por 1.000 habitantes, la tercera peor cifra después de Granada (24,42) y Sevilla (20,59). Conforme a los nuevos datos, la demora media es de 332 días.

De los 30.730 enfermos en lista de espera quirúrgica, 7.397 llevan aguardando más de un año para entrar en quirófano. De estos, 794 son los amparados por decreto que, como máximo, no deberían esperar más de 180 días para operarse. Los otros 6.603 que llevan aguardando más de un año son los no protegidos por decreto que ahora sí suma la Junta en las estadísticas.

Según los datos colgados este miércoles por el SAS, de los 30.730 pacientes pendientes de una operación en la provincia, 14.535 están protegidos por los decretos –que fijan los topes de espera en 90, 120 y 180 días según las patologías– y 16.195 no tienen plazo garantizado.

Estos datos empeoran ostensiblemente los publicados por la anterior Administración en junio. De acuerdo a aquellas estadísticas, entonces había 9.040 enfermos aguardando pasar por quirófano: 5.550 pacientes, con una demora media de 68 días, pendientes de una operación con garantía de 180 días de tope; 3.425 enfermos con espera media de 47 días protegidos por el máximo de 120 y 65 pacientes con un tardanza promedio de 35 días, para una intervención que como mucho tenía que hacerse en tres meses. Según estos números, mientras ahora la Junta habla en la provincia de Málaga de una espera media de 332 días para una operación –protegida o no por los decretos–, el anterior Gobierno autonómico establecía que la demora promedio –en la que sólo computaba los procedimientos quirúrgicos amparados por la normativa– era como máximo de 68 días (decreto de tope de 180 días).

Las diferencias entre las cuentas de una y otra Administración se agrandan porque, además, la actual incluye en los totales a las llamadas intervenciones transitoriamente no programables (TNP). En este apartado se registran las operaciones que deben aplazarse bien por motivos de salud del paciente o por razones personales. Sindicatos y profesionales denunciaron durante mucho tiempo que también esta categoría se usaba para “maquillar” las listas de espera.

Los datos publicados este miércoles por el SAS también reflejan que la demora media para una cita con el especialista es de 132 días en la provincia de Málaga. La cifra duplica con creces la espera promedio reconocida por la anterior Administración en junio, que era de 51 días. También hay un abismo entre el total de pacientes que están aguardando una consulta según los datos a diciembre de 2018 del actual Gobierno autonómico –136.387– y los del anterior, correspondientes a junio pasado –50.869–. La diferencia es de 85.518 pacientes más que antes no estaban contabilizados y de 81 más de demora.

En este apartado de consultas externas, el nuevo Gobierno también incluye enfermos en lista que la anterior Administración no contaba porque no están amparados por decretos de topes máximos de espera. Este cambio de criterio abulta más la diferencia entre las cuentas de una Administración y otra. En la etapa socialista, sólo se computaban los pacientes derivados desde atención primaria al especialista, que debían ser atendidos antes de 60 días. No se incluían en las estadísticas cuando la consulta era solicitada por otro especialista (interconsulta); que son pacientes que también esperan y que ahora sí contabiliza la nueva Administra

Tras la publicación de los nuevos datos, se reunieron la delegada de la Junta en Málaga, Patricia Navarro, y el delegado de Salud, Carlos Bautista. “A sabiendas sacaron a decenas de miles de personas de esas listas de espera ‘oficiales’ al contabilizar sólo a las que estaban bajo el Decreto de Garantías de la Junta; ahora no será así, ya no habrá más datos sesgados y además se pondrán todos los esfuerzos en solventar la situación con ese plan de choque aprobado por el Consejo de Gobierno” este martes, dijo la delegada. Esta iniciativa prevé liberar 25,5 millones para reducir las listas de espera en la comunidad autónoma.

La Consejería de Salud ha previsto incrementar las intervenciones quirúrgicas, avanzar en el pacto de horas extraordinarias con los profesionales sanitarios, potenciar la cirugía ambulatoria y derivar cuando sea preciso pacientes a hospitales concertados.

“Se han confirmado por desgracia las sospechas de que las listas de espera estaban maquilladas por el anterior Ejecutivo; se han ocultado las cifras de los pacientes pendientes de operaciones o consulta hospitalaria y nosotros tenemos la obligación de contar la verdad a los malagueños y a los andaluces una vez verificados los datos reales”, insistió Navarro.

Por su parte, el delegado de Salud lamentó que decenas de miles de familias “estén pendientes de una llamada para beneficiarse de un derecho básico como es de la sanidad gratuita y universal” y criticó que las listas de espera del SAS hayan sido “manipuladas durante casi veinte años en beneficio de un objetivo político”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios