Listas de espera en Málaga

El “tapón” en consultas externas bloquea el acceso a pruebas diagnósticas y operaciones en Málaga

  • CCOO denuncia el aumento de personas que esperan cita con un especialista y apunta que ese incremento actúa como freno de una mayor lista de espera quirúrgica

  • El sindicato acusa a la Junta de “nuevos métodos de maquillaje de las listas de espera”

Una sanitaria durante una prueba diagnóstica, en una imagen de archivo.

Una sanitaria durante una prueba diagnóstica, en una imagen de archivo. / M. H.

Hay un “tapón” en las consultas externas que bloquea el acceso a pruebas diagnósticas y operaciones. Porque mientras el paciente no llega a su cita con el especialista, ni le hacen estudios, ni se decide su intervención. Así lo denuncia un informe de CCOO que ha comparado las listas de espera del último periodo socialista en la Junta de Andalucía con las de ahora en que gobierna el PP con Ciudadanos. El sindicato acusa a esta Administración de “nuevos métodos de maquillaje de las listas de espera”.

Según ese documento, basado en datos del SAS, a finales de 2018 había en la provincia de Málaga 136.387 personas esperando una primera cita con un especialista. A 30 de junio pasado, esa cifra ascendía a 177.056. Es decir, 40.669 más que entonces. El sindicato destaca que este dato tiene su importancia porque la lista de espera de estas consultas “sirve de tapón para las otras listas puesto que si no hay primera consulta con el especialista, no hay prueba diagnóstica solicitada y, por supuesto, no hay posibilidad de incrementar las listas de espera quirúrgica”. Además, en diciembre de 2018 había 54.769 pacientes que llevaban esperando más de dos meses –cuando el tope son 60 días–, y en junio pasado ya sumaban 74.853.

La lista de espera quirúrgica total –incluyendo tanto las operaciones protegidas por tiempos máximos como las que no– pasa en ese periodo de 30.730 pacientes con una demora media de 332 días a 19.975 que aguardan 125.

Respecto a las listas para operaciones amparadas por tiempos máximos de espera (fijados según las patologías en 90, 120 y 180 días), el análisis de CCOO refleja que de 14.535 pacientes que esperaban a finales de 2018 en la provincia de Málaga, en junio de 2021 se pasó a 13.506. Es decir, 1.029 enfermos menos. Sin embargo, entonces esperaban de media 69 días y a mediados de este año tenían que aguardar 73. Además, han aumentado los pacientes en los que se exceden los tiempos límites marcados. En junio de 2019 sumaban 1.133 y dos años más tarde ascendían a 1.265. Son 132 enfermos más, lo que representa un incremento del 12%.

El informe sindical recoge que mejoran las listas para pacientes sin un tope de espera garantizado. Son aquellos procesos excluidos de los límites de 90, 120 y 180 días de máximo. En este apartado, en el periodo comparado se pasa de 16.195 personas que de media esperaban 569 días a 9.113 pacientes que de promedio aguardaban 221 jornadas. También bajan las personas pendientes sin plazo de respuesta máximo garantizado que esperaban más de 365 días. En junio de 2019 eran 2.731 y en junio de 2021 habían descendido a 957.

Paralelamente, CCOO constata la “externalización de servicios hacia la sanidad privada” –con un 43% más de presupuesto en 2022 respecto al año actual–, a la que se deriva la “patología menos compleja”. Tras desgranar todos estos datos, el sindicato llega a tres conclusiones: que la disminución de pacientes en lista de espera es a costa de aquellos con dolencias sin plazo de garantías, que el aumento del “tapón” en las consultas externas provoca “el retraso de los diagnósticos” y por lo tanto la entrada en los listados para intervenciones quirúrgicas y que hay un incremento de la externalización hacia la sanidad privada.

Y a modo de cierre, el informe de CCOO denuncia: “Estos tres aspectos nos hacen pensar en el intento decidido del Gobierno de la Junta de Andalucía de maquillar las cifras globales de las listas de espera quirúrgicas, apoyándose primero en un infradiagnóstico de patologías [por el “tapón” en las consultas] y segundo, en la derivación hacia la sanidad privada de patologías sin plazos y menos complejas”. Una política que CCOO tacha de “inaceptable”, que perjudica a los andaluces y “solo beneficia a la sanidad privada”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios