Málaga

Luz verde a la licencia para demoler La Mundial y levantar el hotel de Moneo

Protesta a las puertas de la Gerencia de Urbanismo de Málaga Protesta a las puertas de la Gerencia de Urbanismo de Málaga

Protesta a las puertas de la Gerencia de Urbanismo de Málaga / S. S.

La Gerencia de Urbanismo ha debatido y aprobado con la mayoría suficiente del PP y Ciudadanos el proyecto de urbanización y las licencias de demolición de varios edificios de la parcela, entre ellos La Mundial, y de ejecución de hotel diseñado por el arquitecto Rafael Moneo, un aparcamiento de 220 plazas de aparcamiento y dos inmuebles de oficinas en el sector Hoyo de Esparteros.

El presupuesto de ejecución material ronda los 14,8 millones, según los documentos oficiales, quedando obligada la empresa, Promociones Braser, a iniciar las obras correspondientes en un plazo de seis meses y se fija en 36 meses el plazo de ejecución de la intervención.

La efectividad final del permiso, en cualquier caso, queda condicionado a que la mercantil garantice el pago de la deuda acumulada con el Ayuntamiento de Málaga, que roza los 7 millones de euros. De ellos, 4,8 millones corresponden a la compensación pactada hace años por los dos socios en el proyecto con el fin de poder levantar un edificio de diez plantas, muy por encima de lo que en aquel entonces permitía el planeamiento urbanístico. A esta suma hay que añadir los intereses acumulados en los años de impago y el recargo de apremio impuesto por Gestrisam.

Frente al sí del PP y Cs, el resto de formaciones ha votado en contra de las propuestas. A juicio del portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorros, se trata de un acuerdo "imposible" que se facilita a una promotora "insolvente". Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora, ha incidido en las "dudas" que deja la propuesta y ha destacado la posibilidad de que las fincas de Hoyo de Esparteros no sean de Braser. Por su parte, el concejal del PSOE Sergio Brenes ha señalado que se trata de "un día triste para Málaga".

"El proyecto cuenta con todos los informes favorables del Ayuntamiento y de la Junta", ha recordado el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, como una de las tres razones para votar a la propuesta. A estas ha sumado la necesidad de dar "garantías jurídicas que tienen que tener todos los promotores que vienen a Málaga" y que se trata de "un buen proyecto", que "va a sacar una zona degradada y la va a transformar con la firma de uno de los grandes arquitectos de España y el mundo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios