Málaga

Una firma madrileña hará del Miramar el primer hotel cinco estrellas de Málaga

  • La Junta adjudica a Promur, sociedad del Grupo Santos, la subasta del edificio por 21,5 millones, la tercera oferta más alta de las presentadas al concurso · El plazo para adecuar el inmueble es de dos años

Comentarios 1

La larga espera en la que se había convertido el concurso para devolver el Palacio de Miramar a su uso original, el hotelero, acaba de finalizar. Tras siete meses de análisis, la Junta de Andalucía anunció ayer la adjudicación a la empresa madrileña Promur, sociedad perteneciente al Grupo Santos, especializado en la explotación de hoteles de cuatro y cinco estrellas, de la subasta de este emblemático edificio. La venta va ligada directamente a su conversión en hotel de cinco estrellas especial, el primero de estas características que se creará en la capital de la Costa del Sol.

La oferta finalmente seleccionada por la Administración autonómica, a la que está ligada el estudio de arquitectura de José Seguí, cifra la adquisición del inmueble en 21,5 millones de euros y fija el plazo de rehabilitación en dos años. Asumiendo el periodo de tramitación necesaria, es probable que el nuevo hotel Miramar abra sus puertas a mediados del año 2010.

La decisión de la Consejería de Economía y Hacienda presta especial atención a la oferta de servicios turísticos presentada por Promur, puesto que su desembolso económico es tan sólo el tercero más alto de las que optaban al concurso. El futuro establecimiento dispondrá de 188 habitaciones dobles, con cuatro suites juniors y seis de alto lujo; tres grandes salones para la celebración de eventos sociales y grandes acontecimientos, al tiempo que potenciará el uso del patio actual como recepción. A ello se suma una construcción anexa, subterránea, donde quedarán instalados un balneario, piscinas de aguas termales, con tratamientos corporales, y un centenar de plazas de aparcamiento. Este espacio quedará localizado en la parte trasera del complejo.

Fuentes cercanas al proyecto destacaron la experiencia del grupo adjudicatario en la construcción y gestión de hoteles y ensalzaron su apuesta arquitectónica. "La propuesta estaba muy amarrada en cuanto a la oferta turística, ya que se plantea un cinco estrellas especial", afirmaron las fuentes, que hicieron hincapié en la importancia de alguno de los servicios previstos. "Uno de los aspectos más bonitos es que se trata de rescatar los grandes salones de principios del siglo XX que tiene el Miramar para la celebración de eventos", agregaron.

La proposición de Promur fue seleccionada de entre un total de cinco, entre las que se encontraban las de Rayet Hoteles, cuya oferta económica era la más elevada, con 23 millones; la de la unión temporal de empresas (UTE) formada por Alfa Renta Patrimonio, Hevisa Consultora y Gestión y Gestión Técnica Inmobiliaria, que ofrecía 22,4 millones; Anjoca, con 21 millones, y Capital Suelo, con 18 millones.

Grupo Santos es propietaria de siete establecimientos de cuatro y cinco estrellas en Madrid (Praga y Agumar, de cuatro estrellas), Santander (Santemar, cuatro estrellas), Granada (Saray, cuatro estrellas), Palma de Mallorca (Nixe Palace, cinco estrellas), Murcia (Selva, cuatro estrellas) y Valencia (Balneario Las Arenas, de cinco estrellas gran lujo).

Asimismo, la firma impulsa en estos momentos la construcción de otros dos edificios en Madrid, que abrirán sus puertas el próximo verano; un cinco estrellas en Baqueira Beret, con 130 habitaciones, y un lujoso hotel en la Gran Vía de L'Hospitalet de Llobregat. Esta intervención cuenta con el diseño del prestigioso arquitecto japonés Toyo Ito, que ha dado forma a una torre de 24 plantas de altura, con forma de hoja de trébol y color granate. La edificación, cuya apertura no se prevé para antes del segundo semestre de 2009, tendrá 345 habitaciones y suite, planta ejecutiva, spa, circuito de gimnasia y jogging exterior.

De acuerdo con las exigencias planteadas por la Junta de Andalucía, la nueva propietaria del Miramar tendrá que mantener la actividad hotelera al menos durante treinta años, plazo que empezará a contar en el momento en que estén finalizados los trabajos de adecuación.

La adjudicación fue bien recibida por la Asociación de Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), cuyo presidente, Salvador Vilches, estimó que "será tan emblemático como lo fue en su época". Por su parte, el delegado en funciones de Turismo de la Junta de Andalucía, José Cosme, apuntó que este establecimiento se convertirá en "el buque insignia" del sector en la capital de la Costa del Sol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios