Málaga

Más de 4.200 malagueños murieron a la espera de la ayuda por la dependencia

  • La Junta aboga por “reforzar” los servicios comunitarios ante su “saturación” para atender a las personas que la solicitan

La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz. La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz.

La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz. / Jesús Prieto / Europa Press

Un total de 4. 242 personas fallecieron en la provincia de Málaga en los últimos tres años mientras esperaban, ya fuera de plazo, la tramitación para acogerse a la Ley de Dependencia. Es la denuncia que ha hecho este jueves la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, en una comparecencia parlamentaria sobre el plan de choque que su departamento ha puesto en marcha desde el 1 de abril en materia de dependencia.

La consejera reconoció los “grandes problemas de saturación” que sufren los servicios sociales comunitarios, por lo que abogó por “reponer las bajas de personal colaborador” y “reforzar las corporaciones locales” mediante los 77 millones destinados al plan de choque de la dependencia a fin de que puedan dar salida a la elaboración de los Planes Individualizados de Atención (PIA) de los usuarios.

Así lo manifestó Ruiz en sede parlamentaria tras la pregunta formulada por el diputado autonómico del PSOE en Almería José Luis Sánchez Teruel, quien le pidió que aclarara las cifras que el Ejecutivo andaluz maneja sobre dependencia ante la “confusión” generada después de que “desde su partido” y “desde el Gobierno” se hayan ofrecido cifras que “no coincidían”, según apuntó.

“Tenemos que colaborar con las entidades locales”, afirmó la titular andaluza de Igualdad, quien señaló que este problema está “generalizado” en toda la región, con lo que apeló a los grupos políticos considerare este asunto como una “cuestión de estado” ya que es necesario un “gran esfuerzo presupuestario” para acabar con unas cifras que “no son admisibles”.

El PSOE dijo que desde la gestión del PP, hay menos personas en el sistema de dependencia

En esta línea, afeó que el anterior gobierno no llegar a aplicar partidas anunciadas de 29,7 millones y de 35,2 millones de euros, con las que se podría haber “sacado de las listas de espera” a los usuarios, por lo que ha reclamado un ejercicio de “autocrítica” a los socialistas al respecto.

El portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, acusó por su parte al Ejecutivo andaluz de hacer política “desde la desvergüenza” al plantear que es “responsabilidad” de un gobierno el fallecimiento de personas dependientes. “La consejera ha traspasado las más mínimas líneas de ética a la hora de hacer política”, denunció y aseguró que su grupo no va a tolerar que se plantee que “a un gobierno se le mueren los dependientes”.

Dijo, además, que con esas manifestaciones se “cae en una contradicción inmensa”, pues el actual gobierno lleva ejerciendo su tarea 75 días y, por esa “regla de tres”, sería “responsable del fallecimiento de más de 1.800 personas” desde que está gobernando. “¿Esa es la manera con la quieren hacer política en Andalucía?, ¿Esa es la manera de interpretar los datos y el mensaje que se quiere lanzar a la ciudadanía?”, lamentó.

Por su parte, el portavoz de Cs en el Parlamento, Sergio Romero, consideró “escalofriante y abrumador” que en los últimos tres años “haya muerto un andaluz a la hora” sin haber recibido las ayudas a la dependencia que merecían, según los datos que ha desvelado la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación.

El portavoz de la formación naranja lanzó un mensaje de tranquilidad a los familiares de las personas que están pendientes de recibir las ayudas en materia de dependencia, porque ha afirmado que el Gobierno es “sensible” y está “comprometido”.

El total andaluz –según esas cifras facilitadas ayer por la consejera de Igualdad en sede parlamentaria– es de 27.658 personas fallecidas en los últimos tres años en la comunidad mientras esperaban recibir algún beneficio por su dependencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios