Málaga

Médicos de centros de salud de Málaga sostienen que la Junta no ha atendido sus reivindicaciones

  • El colectivo ¡Basta Ya! asegura que no se ha incrementado el presupuesto "más que lo impuesto por las circunstancias de la pandemia

Interior de un centro de salud de Málaga. Interior de un centro de salud de Málaga.

Interior de un centro de salud de Málaga. / M. H.

"De nuestras reivindicaciones aún no se ha dado cumplimiento a ninguna". Algunas "parecen encaminadas", pero en otras incluso se ha "empeorado". Es el balance que a mitad de legislatura hace el colectivo ¡Basta ya! -que agrupa a facultativos de atención primaria de Málaga- sobre los dos años de gobierno autonómico de PP y Ciudadanos, con el apoyo de Vox. La organización afirma que aunque desde el Servicio Andaluz de Salud (SAS) se mantiene en discurso de apoyo a este nivel asistencial más próximo a los ciudadanos, "no se está actuando en ese sentido".

Según ¡Basta Ya!, la plantilla fija de los centros de salud sigue sin adecuarse a las necesidades: "No se ha planteado su ampliación a pesar del agravamiento de la carga de trabajo por la pandemia, los efectos colaterales y la necesidad de fidelizar a los médicos para que no emigren". La plataforma también asegura que "no se ha resuelto la precariedad de la plantilla". Aunque la organización reconoce el trabajo de la Dirección General de Personal del SAS, apunta que "aún no se han materializado las resoluciones de las numerosas ofertas públicas de empleo y traslados". 

¡Basta Ya! detalla también que no se han democratizado la mayoría de los centros de salud ni se ha avanzado en la participación ciudadana en la gestión del sistema sanitario público. Y entre otras reivindicaciones incumplidas, según la organización, está su vieja demanda de más accesibilidad a pruebas. "Seguimos vetados en la prescripción de pruebas diagnósticas en la mayor parte del territorio andaluz. Nos tratan como a médicos de segunda y enlentecen innecesariamente el acceso de los pacientes al diagnóstico y el tratamiento", señala a través de un comunicado. 

Respecto a su demanda de tener 10 minutos para atender a cada enfermo, el colectivo profesional denuncia que "no se ha hecho realidad la tan prometida limitación de las agendas de trabajo". Según sostiene ¡Basta Ya!, el pasado verano se han producido "abusos indescriptibles" con jornadas de "hasta 80 y 100 pacientes sin el menor pudor". 

La plataforma también apunta que se sigue citando a los facultativos de primaria "trabajo que corresponde a los administrativos, a los enfermeros o al hospital". Además, destaca que la atención telefónica "ha agravado el problema" porque gracias a las citas de Salud Responde -sea por la aplicación, por teléfono o por Clicksalud- estos médicos son "los más accesibles de todo el sistema sanitario". Y agrega: "La consulta telefónica se ha convertido en la nueva forma de masificar nuestro trabajo y con frecuencia está suplantando o retrasando la atención presencial". También argumenta esta organización que la falta de contratación de rastreadores hace recaer sobre médicos y enfermeros de centros de salud una labor que no es de atención primaria, sino de Salud Pública. 

Repecto a las mejoras salariales, ¡Basta Ya! afirma que únicamente han repercutido en la hora de guardia y en la exclusividad, "complemento del que se han beneficiado sólo los que trabajan simultáneamente en la privada" mientras "los médicos de atención primaria seguimos discriminados respecto al hospital en la misma medida que antes".   

Otra reivindicación que llevan al menos un par de décadas reclamando los profesionales de los centros de salud es que se aumente la dotación económica para este nivel asistencial. Sin embargo, según este colectivo, "no se ha incrementado sensiblemente el porcentaje de presupuesto destinado a la atención primaria más que lo impuesto por las circunstancias de la pandemia y para dar respuesta a ella". 

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios