Málaga

Las medusas llegan ahora a la costa occidental y evitan la capital

  • Las elevadas concentraciones obligan a mantener la bandera amarilla en varias playas

Comentarios 0

La plaga de medusas que ayer se detectó en las playas de la zona oriental de Málaga ahora se han extendido por la costa occidental, llegando a Torremolinos, Benalmádena y Mijas. Así lo ha indicado el biólogo del Aula del Mar Jesús Bellido y también uno de los encargados de la gestión de la aplicación de móvil Infomedusas, que ofrece información sobre el estado de las playas, información actualizada sobre estos animales y la posibilidad de interactuar con los usuarios.

El experto recomienda a los bañistas no manipular con las manos las medusas ni siquiera cuando estén muertas en la orilla. La razón de que no se deban manipular aunque yazcan sin vida se encuentra en las células urticantes de estos animales. "El proceso es como un dardo. Están cargados y dispuestos para ser disparados. Hasta unas horas después de morir, estas células no pierden la capacidad de disparar. Al tocar la medusa, se activa el proceso", explicó el experto, que llamó a la calma y pidió a los ciudadanos "que sean conscientes de que los ayuntamientos están actuando".

En caso de que se produzca una picadura, aconseja lavar la zona afectada con agua salada. Si queda algún resto de tentáculo en la piel, hay que retirarlo con una tarjeta de plástico o en su defecto unas pinzas. Para el dolor se puede aplicar frío aunque nunca hielo, dado que el efecto del agua dulce es negativo en estos casos. Lo ideal es hacer uso de una bolsa de plástico. Aunque es frecuente que el dolor cese y la picadura evolucione con normalidad, si han transcurrido entre 24 y 48 horas y aparecen otros síntomas o efectos secundarios, el experto recomienda acudir al médico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios