Málaga

Más de un millar de menores están bajo tutela de la Junta por su desamparo

  • Tres de cada cuatro son acogidos por la familia biológica y el resto por familias ajenas

La provincia de Málaga acabó el pasado año con más de un millar de menores bajo tutela de la Junta de Andalucía, concretamente en los diferentes centros de protección, pisos de acogida o bajo la protección de una familia de acogida, bien sea la biológica u otra ajena.

Así, según informó la delegada provincial de Igualdad para la Igualdad y Bienestar Social, Amparo Bilbao, gran parte del trabajo se centra en los menores en acogimiento, "uno de los servicios más importantes". Precisó a Europa Press que del total, a falta de los datos definitivos, el 74% están con su familia biológica y un 26% vive con familias ajenas "que muestran su generosidad colaborando en este servicio de acogimiento".

Además, resaltó la labor de las familias de acogimiento de urgencia, que actualmente son unas nueve, que están disponibles las 24 horas del día para actuar en caso de que sea necesaria una intervención inmediata. Concretamente se trata de menores que nacen y nadie se hace cargo de ellos, por lo que estos pequeños "se llevan desde el hospital hasta estas familias".

Igualmente, indicó que la Junta de Andalucía cuenta con equipos de tratamiento familiar que trabajan con los servicios sociales comunitarios de los Ayuntamientos. "Son un eslabón importante porque trabajan con familias que tienen problemas para paliar el desamparo y, además, son personas que están en contacto directo con el servicio de protección". Asimismo, existen protocolos en los centros de salud, colegios o Policía, entre otros: "Es un tema delicado pero hay gran conciencia social y técnica sobre como atender a los menores que sufren maltrato o abandono".

Bilbao apuntó que en Málaga hay dos asociaciones que trabajan con el Gobierno andaluz en esta materia: Hogar Abierto e Infania. En ellas, recordó, se hacen campañas de acogimiento anuales para aquellas familias que lo soliciten puedan acceder, siempre realizando cursos de formación y cumpliendo una serie de requisitos.

"No es solamente querer hacer esto sino saber que el momento de separarse del menor llegará y hay que estar preparados para ello", matizó la delegada para la Igualdad, quien añadió que la crisis económica no ha motivado más abandonos de menores. "Hay familias con pocos recursos que cuidan a sus hijos, pero otras son desestructuradas, por temas de droga o cárcel", precisó.

En Málaga hay 13 pisos tutelados por la Junta, además de dos centros propios y otros concertados con diversas asociaciones. El contar con un mayor o menor número de menores tutelados depende mucho de los menores inmigrantes.

13

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios