Málaga

El misterio de las 18 toneladas de hachís

  • El hombre abatido en Estepona en agosto tenía "mala fama porque robaba" y suministraba a pequeños traficantes

Lugar en que murió el hombre tras celebrar la comunión de su hijo. Lugar en que murió el hombre tras celebrar la comunión de su hijo.

Lugar en que murió el hombre tras celebrar la comunión de su hijo. / m. h.

La Policía sigue buscando al encapuchado que a finales de agosto disparó a un hombre que salía de su vivienda, en Estepona, y que huyó en bicicleta. La víctima se encargaba, supuestamente, de la logística de las operaciones de droga en Algeciras y colaboraba con "gente de Ceuta porque robaba y tenía mala fama". "Los que confiaban en él eran sus amigos", explica Hassan, que asegura que había comenzado a "manejar mucha mercancía, mucho dinero y suministraba a muchos pequeños traficantes de Málaga y la Costa". "Se rumorea que robó 18 toneladas de hachís que aún no se sabe dónde están", afirma.

Unos meses antes, en mayo, otro hombre era abatido en plena calle en San Pedro Alcántara cuando su hijo acababa de recibir la Primera Comunión. Repartía -relata el traficante- "en casi toda la Costa del Sol". "Los cabecillas de Málaga cobraban de él. Trabajaba bien, hasta que en noviembre se inventó la historia de que lo había cogido la Policía y había perdido la mercancía", cuenta. Fue así como comenzó a tener problemas. Aunque "nunca sospecharon de él", los rumores de que por Málaga "se estaban vendiendo paquetes con la marca" acabaron con su vida. "Dieron un primer aviso y le quemaron un chiringuito. Después asesinaron a dos socios suyos en Dubái. No quiso reconocerlo, hasta que lo mataron", asevera. El que hasta hace unos meses ha sido ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, indicó entonces que el crimen podría deberse a un ajuste de cuentas, aunque tampoco se descartaban otras hipótesis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios