Málaga

La mujer cobra aún 3.846 euros menos que el hombre al año en Málaga

  • Las féminas reciben menos salario que los varones en todos los sectores productivos

  • Los empresarios dicen que se aplica el convenio

  • El 'techo de cristal' es evidente

La mujer cobra aún 3.846 euros menos que el hombre al año en Málaga La mujer cobra aún 3.846 euros menos que el hombre al  año en Málaga

La mujer cobra aún 3.846 euros menos que el hombre al año en Málaga

La desigualdad salarial entre hombres y mujeres es histórica y, aún así, en pleno siglo XXI, no ha habido avances. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, volvió a abrir la caja de Pandora hace unos días al afirmar en una entrevista radiofónica que no era competencia del Gobierno regular los salarios para evitar la famosa brecha entre sexos, algo que sí han hecho los gobernantes de Reino Unido, Alemania o Islandia, que han aprobado una serie de medidas para evitar ese tradicional desajuste. La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, intentó reconducir la situación al asegurar que pagar un distinto salario a hombres y mujeres que realizan el mismo trabajo es ilegal y que se han puesto en marcha algunas medidas como requerir auditorías salariales a las empresas de más de 250 trabajadores, obligar a las grandes compañías a tener planes de igualdad, o exigir a las firmas que ofrezcan a sus empleados información desagregada por géneros sobre los salarios.

En cualquier caso, la diferencia salarial entre sexos es evidente y se puede comprobar con los datos encima de la mesa. En el caso concreto de la provincia de Málaga, los hombres cobraron en 2016, según los registros de la Agencia Tributaria en base a las declaraciones de renta, un salario medio anual de 17.453 euros y las mujeres de 13.607 euros, lo que implica una diferencia en el conjunto del año de 3.846 euros, partiendo además de la base de que el salario medio en Málaga, en general, es de los más bajos del país y por supuesto de Europa.

Reducciones de jornada para conciliar y contratos temporales son claves

La mujer sale peor parada en cualquier análisis por edad o sector productivo que el varón. Siempre cobran menos. Por edades, las hembras que más sueldo perciben -de media- son las que tienen entre 56 y 65 años, pues se entiende que son las que tienen una mayor antigüedad y derechos adquiridos en sus compañías. Reciben 17.697 euros al año de media, mientras que los hombres en esa misma franja de edad ingresan 23.796 euros anuales.

Por sectores, más de lo mismo. El segmento que mejor paga es el de las entidades financieras y aseguradoras. Las mujeres cobraron en 2016 -último dato publicado- un salario medio anual en este sector de 25.531 euros, mientras que la nómina del hombre ascendía a 39.790 euros, es decir, más de 14.000 euros de diferencia al año. El siguiente sector más productivo desde el punto de vista monetario es el de energía y agua, donde la mujer percibe un ingreso medio de 23.362 euros y el hombre 28.461 euros, siendo la diferencia en este caso de 5.099 euros anuales. Ese sector está, teniendo en cuenta el resto, bien remunerado, pero hay trampa porque solo emplea a 818 mujeres, mientras que hay 4.035 hombres, cuatro veces más.

La diferencia salarial es palpable en todos los sectores, siendo también muy llamativo, por ejemplo, en el campo de la información y las comunicaciones, donde las mujeres perciben 16.684 euros y los varones 24.869 euros, 8.185 euros más. La única área en la que se acercan es en la de construcción e inmobiliaria, con unos 1.000 euros de diferencia.

¿Por qué pasa esta situación? Los expertos consultados por este diario coinciden en señalar que la mujer, por una parte, es más proclive a pedir reducciones de jornada para el cuidado de hijos u otros familiares y eso motiva, a su vez, que tengan más dificultad para medrar en sus carreras. El techo de cristal es evidente. La Agencia Tributaria expone un dato revelador. En Málaga había en 2016 298 mujeres que cobraban al año más de 10 veces el salario mínimo interprofesional y, en el caso de los hombres, se contabilizan 1.588, cinco veces más. Los contratos temporales y la precariedad también tienen nombre de mujer.

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero, asegura tajante que "si en el sector público es algo que está plenamente asumido, en el sector privado tiene que estar asumido de la misma manera" y le recuerda al Gobierno de Rajoy que "es el que tiene capacidad para regular y legislar porque no hay motivo ninguno que justifique que exista esa brecha salarial".

Sergio Cuberos es el propietario de la cadena de supermercados Maskom y asegura que "todos los empresarios aplicamos los convenios que se firman y no suele ocurrir que personas de diferente sexo en la misma categoría cobren distinto, aunque sí es cierto que la mujer suele pedir más reducciones de jornada y que hay más hombres que mujeres en puestos de responsabilidad". Luis Callejón, presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol, subraya que "nuestro convenio no reconoce distinción de sexo aunque puede haber empresarios que hagan determinadas actuaciones negativas que desde Aehcos no compartimos". Callejón afirma que, en el caso de las camareras de piso, "no hay hombres porque no se ofrecen" y cree que en este asunto "hay que coger de una vez el toro por los cuernos porque es un tema que escucho desde pequeño y que todavía no se ha solucionado". El presidente de los hoteleros destaca que "hay que ir a por los empresarios que discriminen por sexo" y reclamó más inspecciones de Trabajo sobre esta materia.

El secretario general de CCOO en Málaga, Fernando Muñoz, denuncia que "las mujeres están sufriendo la mayor temporalidad de su vida en el ámbito laboral" y hace hincapié en que la brecha salarial entre hombres y mujeres se produce básicamente porque "a las mujeres se le ofrecen más contratos temporales y porque se le dan trabajos con menos salario". Puso dos ejemplos claros: hay más jefes de cocina varones y más limpiadoras mujeres. "¿Es que las mujeres limpian mejor que los hombres y cocinan peor o es algo cultural?", se preguntó el representante sindical.

Sea por lo que fuere, la mujer tuvo serios problemas para incorporarse al mercado laboral y, una vez conseguido, lleva décadas recibiendo un salario menor que los hombres. El debate siempre está candente y hasta la Unión Europea hizo una recomendación a los estados el 7 de marzo de 2014 "sobre el refuerzo del principio de igualdad de retribución entre hombres y mujeres a través de la transparencia" que sigue sin cumplirse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios