Málaga

Una mujer denuncia desde El Cairo la retención de su hijo y que no pueden volver a Benalmádena

  • Acudió a Egipto para formalizar la separación con su marido y al volver fue "amenazada"

Captura del video difundido por la mujer Captura del video difundido por la mujer

Captura del video difundido por la mujer

Comentarios 1

Farah es una joven de Lleida y tiene un hijo de tres años llamado Adam. El pasado 20 de diciembre viajó a El Cairo (Egipto) para formalizar la separación con su marido, pero él “ha retenido” allí al menor en contra de la voluntad de Farah y supuestamente la ha amenazado de muerte si intenta traer a España al niño, concretamente a Benalmádena, donde vivía con su marido y donde el niño estaba escolarizado.

Según denuncia en un vídeo, la joven entró en la capital egipcia “engañada” por su marido pensando que viajaba para hacer efectiva la separación matrimonial “de mutuo acuerdo”. “No ha sido así, me ha robado a mi hijo bajo amenazas. Me dijo: o vuelves sola, o en una caja de pino”, asegura. El marido tiene nacionalidad egipcia; Farah, la española; y el menor cuenta con ambas nacionalidades.

La mujer, que asegura ser víctima de malos tratos psicológicos y físicos” aunque no ha presentado denuncia, explica que su marido ha conseguido un documento legal para impedir que el menor pueda salir de Egipto, que le ha dado la custodia total del niño a él. Sí denunciaron ante los Mossos la madre y hermana de Farah el 4 de enero, contando a los agentes la retención. La joven contactó con la senadora de Unidos Podemos Sara Vilà, con la que tiene una amistad, y es la parlamentaria la que actúa de intermediaria entre el Ministerio de Asuntos Exteriores y Farah para buscar una solución al caso.

“Me ha robado a mi hijo y me dijo: O vuelves sola, o en una caja de pino”, asevera la mujer

En declaraciones a Europa Press, Vilà relata que las autoridades “se han puesto las pilas”. Según la senadora, en las vacaciones navideñas logró hablar con la División de Emergencia Consular y que “al tratarse de un caso violencia de género”, debe “asegurar” el bienestar del niño y de Farah, ya que ambos tienen la nacionalidad española. Con esta idea, la joven ha tenido que abandonar la vivienda de su marido, debiendo dejar al menor allí.

Desde el Ministerio de Exteriores han facilitado un hospedaje a Farah hasta hoy y le han ofrecido la repatriación a España, algo que ella rechaza ya que no quiere regresar sin su hijo y debe comenzar un proceso legal en Egipto para recuperar su custodia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios