Málaga

La multinacional Igy Marinas construirá la marina de 'megayates' del puerto de Málaga

  • La suya es la mejor valorada por la mesa técnica en del concurso impulsado por la Autoridad Portuaria La decisión tendrá que ser validada por el consejo de administración

Vista del puerto de Málaga. Vista del puerto de Málaga.

Vista del puerto de Málaga. / Javier Albiñana

Igy Marinas, uno de los grandes operadores mundiales en la gestión de puertos deportivos, será la firma que finalmente asuma el proyecto de construcción y explotación comercial de los amarres para megayates proyectados en el puerto de Málaga. Esta es la oferta que mejor valoración ha recibido por parte de la mesa técnica encargada de enjuiciar las tres proposiciones empresariales que han concurrido al concurso público de concesión.

El fallo tendrá que ser, no obstante, validado por el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria que, previsiblemente, se reunirá a mitad del próximo mes de diciembre. El desarrollo de esta intervención viene formando parte de la agenda del organismo portuario desde hace años, sin que hasta la fecha haya sido posible su impulso definitivo. Con su ejecución, el recinto malagueño pasará a disponer de una oferta amplia de atraques para embarcaciones de lujo.

La mercantil forma parte de la oferta presentada por Cabo Marina S de R.L. de C.V. y Puerto Picasso Málaga, S.L. en U.T.E., que ha competido con otra unión temporal, la formada por Port Giniesta, S.A. y Alcara Infraestructuras, S.L. en U.T.E., y la formulada por Puerto Deportivo Botafoch, S.L.

Imagen del puerto que Igy Marinas explota en Cerdeña. Imagen del puerto que Igy Marinas explota en Cerdeña.

Imagen del puerto que Igy Marinas explota en Cerdeña.

Igy Marinas cuenta con instalaciones en diez países, incluyendo en el mapa europeo Francia e Italia. La compañía fue fundada en 2005, centrándose en la adquisición, administración y mantenimiento de puertos deportivos para yates de lujo y propiedades inmobiliarias de los espacios circundantes. Tiene sede en Fort Lauderdale, Florida, aunque también dispone de oficinas en Nueva York.

Los amarres quedarán fijados en parte del muelle 2, en la esquina de los muelles 1 y 2 y a lo largo del muelle 1. Las superficies objeto de concesión son de 41.484 metros cuadrados de lámina de agua. Además, la concesión también dará derecho al adjudicatario a explotar el edificio situado en la parte más al sur del Paseo de la Farola, junto a la rotonda, que dispone de una superficie de 317 metros cuadrados. A esto se suma la ocupación de dos parcelas anexas, una de ellas de 153,31 metros cuadrados (al este) y otra de 274,96 metros cuadrados (al oeste). En estos espacios se podrán realizar labores de recepción, registro, servicios generales, torre de control y complementarias a las anteriores, caso de cafetería o tienda.

El periodo de explotación al que tendrá derecho el socio privado vendrá determinado por la inversión a la que se comprometa en el proyecto. La misma no podrá ser inferior a los 1,5 millones de euros, lo que le dará derecho a seis años de concesión. El tope de la concesión prevista es de 20 años, que se otorgará en función de la inversión programada.

Quedan por conocerse los detalles de la propuesta finalmente seleccionada. No obstante, el pliego de condiciones que ha regido el procedimiento incide en que no se permitirá el atraque de embarcaciones de menos de 20 metros de eslora, "debiendo el licitador proponer en su oferta un número total de atraques igual o superior a las 30 unidades".

De ellas, se exige que al menos cuatro tengan capacidad para acoger buques de más de 70 metros de eslora, incluyendo dentro de esta reserva al menos dos atraques para más de 100 metros de eslora. Asimismo, se incide en la necesidad de que las embarcaciones de entre 20 y 30 metros de eslora no superen los diez atraques en total, y se apostilla que habrá de reservarse un 10% de los atraques para embarcaciones transeúntes.

Las condiciones económicas marcadas en el pliego sitúan la tasa de ocupación anual de todos los espacios abiertos a la concesión en 342.481,38 euros, a los que agregar otros 70.000 euros como importe mínimo de la tasa de actividad anual. Estas cifras se verán incrementadas en el supuesto de que el concesionario decida explotar las parcelas del Paseo de la Farola y las instalaciones existentes en el muelle 2. Esta es la segunda ocasión en la que el Puerto sale al mercado en la búsqueda de un socio interesado en desarrollar la propuesta. Anteriormente, en 2013, el concurso quedó desierto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios