Málaga

Trece pequeños municipios de Málaga se unen para exigir mejoras en la sanidad

  • Harán movilizaciones a partir del mes que viene porque dicen que arrastran carencias que se han agravado con la pandemia

Consultorio de Cuevas Bajas.

Consultorio de Cuevas Bajas. / M. H.

Trece pequeños municipios de la provincia de Málaga se ha unido para exigir mejoras en la sanidad pública para sus vecinos. Reclaman más recursos y mejor atención. De lo contrario, empezarán a hacer movilizaciones a partir del mes que viene. Son todos del PSOE y sostienen que arrastran carencias desde hace años, que se han agravado con la crisis sanitaria del Covid. Los municipios –que han constituido una plataforma– son Archidona, Cuevas Bajas, Villanueva de Algaidas, Villanueva de Tapia, Villanueva del Rosario, Sierra de Yeguas, Humilladero, Mollina, Fuente de Piedra, Villanueva de la Concepción, Carratraca, Serrato y Cañete La Real.

Sus alcaldes piden a la Junta de Andalucía desde el adecentamiento de centros de salud y consultorios, pasando por unidades móviles que acerquen la asistencia, ambulancias para una atención más rápida de las urgencias y más profesionales, hasta el desarrollo de la telemedicina a fin evitar desplazamientos a pacientes, generalmente muy mayores.

“Esto no es de un día. Ya con el PSOE gobernando en la Junta nos quejábamos; pero la pandemia y la política del PP han agravado la situación”, argumenta el alcalde de Cuevas Bajas, el socialista Manuel Lara.

Infraestructuras sanitarias precarias, lejanía de los hospitales, dispersión geográfica y una población envejecida son las características comunes de estos pueblos a la hora de afrontar su asistencia. Municipios en los que el centro de salud o consultorio cierra a las 15:00.

Lara pone como ejemplo el consultorio de Villanueva de Tapia, donde el médico, debido a la pandemia, atiende a los pacientes por la ventana, con estos en la calle. También denuncia que la decisión de la Junta de retirar una ambulancia de Alameda para llevársela a Antequera ha perjudicado a varios municipios de la comarca que ahora deben esperar más cuando se produce una urgencia.

Desde hace casi dos décadas, los municipios también denuncian que la mayoría de los niños de las localidades del interior no son asistidos por pediatras –como casi todos los menores de los núcleos urbanos– sino por médicos de familia ante la falta de esos especialistas en los centros sanitarios de las zonas rurales.

Lara propone que, así como hay unidades móviles que realizan mamografías en los pueblos, también haya “unidades volantes” que hagan radiografías y otras pruebas o acerquen la fisioterapia para evitar desplazamientos a pacientes que suelen ser muy mayores y acortar así además las demoras que hay en la actualidad. Lara acusó además a la Junta de Andalucía de “desmantelar la sanidad pública”, hecho al que atribuyó que cada vez crezca más la sanidad privada en la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios