Infraestructuras

La noria de 70 metros del puerto de Málaga tendrá que ser desmontada

  • La Autoridad Portuaria insiste en que tiene que ser retranqueada para normalizar la posición de dos de sus patas, que ocupan un vial interno

Imagen de la noria del puerto. Imagen de la noria del puerto.

Imagen de la noria del puerto. / Javier Albiñana

La noria de 70 metros de altura que se levanta sobre los suelos de Muelle Heredia, en el puerto de Málaga, queda abocada al desmontaje. La situación irregular en la que se encuentra parte de la estructura, con dos de sus patas fuera de la zona autorizada en la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios (DEUP), documento en vigor desde mediados de 2017, cierra la puerta a la petición de solicitud de concesión que había realizado la empresa promotora de la atracción, Mederyt.

Las dudas al respecto provocaron que en el último consejo de administración del Puerto se acordase solicitar un informe a la Abogacía del Estado en el que se precisase las opciones ciertas de ir adelante con esta reclamación. Según fuentes de la Autoridad Portuaria consultadas por este periódico, todo apunta a que el resultado será negativo. Y ello choca de plano con el mantenimiento de la actividad en las condiciones actuales.

Las fuentes consultadas fueron claras en este sentido, subrayando la posibilidad de que la promotora pueda hacer una nueva solicitud una vez se haya ajustado la ubicación actual. Pero para poder llegar a ese momento antes, destacaron, tendrá que procederse a desmontar la instalación.

"No es un mueble que puedas retranquear cuatro metros; cualquier modificación tendrá que tener los pertienentes sellos e informes de empresas especializadas", han señalado. Y con ello llegará una inactividad que puede prolongarse semanas.

La pretensión de la promotora, por el contrario, era inicialmente la de mover únicamente las dos patas afectadas. Sin embargo, la documentación técnica aportada para justificar este procedimiento no parece cumplir las exigencias del Puerto. "Aportaron una documentación técnica básica", han apuntado las fuentes consultadas.

Desde Mederyt aseguran desconocer oficialmente que haya ya un pronunciamiento negativo por parte de la Abogacía del Estado. El escollo con el que ahora se topa la noria, que permanece abierta desde mediados de 2015 con diferentes autorizaciones, es mayúsculo, puesto que el retranqueo obligará al desmontaje, a ejecutar una nueva cimentación y a volver a montar toda la estructura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios