Málaga

Las obras para la rehabilitación del Miramar comenzarán en septiembre

  • Tendrán una duración de 24 meses La apertura del hotel está prevista para finales de 2016 Contará con 196 habitaciones y 11 serán suites

Comentarios 1

Las obras para la rehabilitación del hotel Miramar comenzarán entre finales del próximo mes de septiembre o principios de octubre. De esta manera, y de cumplirse así con los plazos previstos, en las próximas semanas se dará por finalizada la fase de adecuación del inmueble, iniciada a mediados de junio. Durante esta primera actuación se ha procedido a la eliminación de elementos añadidos en las anteriores obras de adaptación del antiguo Palacio de Justicia con el fin de recuperar los aspectos arquitectónicos con los que fue concebido. Así como la limpieza de fachadas, tejados o balaustradas. Actualmente, un grupo de operarios trabaja en el forjado del edificio, una actuación que se ha reanudado tras la celebración Feria, según confirmaron fuentes cercanas al proyecto.

Por su parte, el promotor del edificio, Grupo Santos, ya solicitó la licencia de obras, que en estos momentos se encuentra en trámites, a la espera de poder dar comienzo a las mismas en las próximos semanas, según confirmó ayer a este periódico el arquitecto responsable del proyecto, José Seguí. Una vez iniciada la cuenta atrás, las obras de rehabilitación tendrán una duración de 24 meses, lo que, supuestamente, llevaría a la apertura del hotel de cinco estrellas del Palacio Miramar a finales de 2016.

El coste de esta segunda intervención, que incluye todo lo relacionado con el equipamiento, decoración y mobiliario del futuro establecimiento, podría alcanzar los 36 millones de euros, tal y como ya publicó este periódico en el mes de junio. A esta cifra hay que sumarle, además, los 21,5 millones que abonó la actual promotora a la Junta de Andalucía a cambio de la propiedad de la construcción en el año 2008, hace ahora algo más de seis años. Sin olvidar también los 200.000 euros que ha supuesto la fase inicial de adecuación del edificio.

La obra original del arquitecto Fernando Guerrero Strachan fue inaugurada, tras cinco años de obras, en 1926 por el rey Alfonso XIII con el nombre hotel Príncipe de Asturias, hasta que tras la proclamación de la Segunda República adoptó el nombre de hotel Miramar, que es el que se ha mantenido hasta la fecha. En esta estructura del siglo XX, ubicada entre el paseo de Reding y el paseo marítimo, se instaló el hospital de sangre de la ciudad en los años 40. En el año 1987 fue restaurado para albergar la Audiencia Provincial hasta que fue trasladada a la Ciudad de la Justicia, en Teatinos, tras su inauguración en el año 2007.

En la actualidad, este espacio pretende convertirse en uno de los principales destinos de Europa, renaciendo, tras siete años de inactividad, como hotel de lujo de cinco estrellas. La intervención ideada por Grupo Santos prevé habilitar 196 habitaciones, todas ellas dobles, incluyendo 11 suites especiales con salón independizado. Asimismo, entre los servicios que se ofertarán destacan el spa y la piscina climitazada. No obstante, el spa no será exclusivo para los clientes del hotel, sino que este dispondrá de una oferta de uso externo. Otra de las novedades que se plantean es la inclusión de un solarium y un cóctel-bar en la cubierta del edificio, con miradores para disfrutar de las vistas a la costa mediterránea, al puerto de Málaga y al interior de la ciudad.

Por último, el futuro complejo hotelero no aspira únicamente a convertirse en un referente en alojamiento, sino también en organización de eventos sociales, con la incorporación de tres grandes salones para reuniones y celebraciones con capacidad para reunir a más de un millar de personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios