Málaga

La odisea del hospital marino, a punto de terminar tras 20 años de espera

Comentarios 1

Casi 20 años han tenido que pasar para que el Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas (Crema), un hospital marino pionero en toda España creado en 1994 por el Aula del Mar de Málaga, pueda tener al fin una sede más o menos definitiva. Han sido muchos los avatares que ha tenido que sortear este centro para llegar hasta aquí, pero parece que ésta vez sí será posible y obtendrá la recompensa a tanto esfuerzo y tesón de sus creadores.

Su director, José Luis Mons, prefiere no creérselo del todo hasta que el hospital marino no se instale definitivamente en su nueva sede, dos locales de la antigua pescadería del puerto malagueño por el que pagarán unos 400 euros al mes en concepto de alquilar.

Aún no disponen de luz y habrá que acondicionarlo pero, ante la premura de la Autoridad Portuaria por derribar el edificio donde el Crema ha desarrollado su actividad en sus casi dos décadas de existencia, el traslado a su nueva casa ya ha comenzado y los primeros acuarios empezaron a llegar ya su nuevo espacio. Allí,podrá continuar la intachable labor desarrollada en todo este tiempo en la recuperación de especies marinas varadas en prácticamente toda la costa.

No les ha resultado fácil llegar hasta aquí, sobre todo, porque la Junta de Andalucía -de la que el Crema es entidad colaboradora- ha incumplido reiteradamente sus promesas de buscar una sede definitiva al hospital marino malagueño. Primero, iba a ser en la desembocadura del río Guadalhorce con un ambicioso proyecto que quedó completamente olvidado, luego iba a quedarse en el puerto de Málaga, después en el polígono Guadalhorce y la Consejería de Medio Ambiente hasta intentó trasladarlo a Algeciras donde sí ha hecho un centro.

La última batalla superada es su casi desaparición debido a que por primera vez en su historia la Junta de Andalucía no le había dotado este año de presupuesto para poder llevar a cabo una actividad. Finalmente fueron la Diputación de Málaga y el Ayuntamiento de la capital los que han hicieron posible que el hospital marino malagueño pueda seguir funcionando, con una dotación de 40.000 euros cada una de estas administraciones. Empieza una nueva etapa para este hospital, que merece una etapa tranquila.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios