Málaga

El 90% de operaciones de aneurisma de aorta ya son sin abrir al paciente

  • Se hacen con prótesis que cuestan unos 11.000 euros

  • Intervenidos 500 enfermos desde 2000

Gómez Medialdea y Luna (a su derecha), con otros miembros del equipo de Angiología y Cirugía Vascular. Gómez Medialdea y Luna (a su derecha), con otros miembros del equipo de Angiología y Cirugía Vascular.

Gómez Medialdea y Luna (a su derecha), con otros miembros del equipo de Angiología y Cirugía Vascular.

La aorta es la tubería que lleva la sangre del corazón al cuerpo. A veces se ensancha provocando un aneurisma. Si se rompe ese engrosamiento, las posibilidades de morir son altas. Hasta hace unos años, para tratar la patología, los cirujanos abrían al paciente y le colocaban un tubo que corregía el ensanchamiento. Pero desde el año 2000, se fue imponiendo una técnica que consiste en meter una prótesis plegada desde la ingle por la femoral y que, como si fuera un paraguas, se abre cuando llega al aneurisma para restituir el tamaño normal de la arteria. La técnica -que es menos agresiva porque no requiere abrir al paciente- se utiliza ya en el 90% de los casos de aneurisma de aorta operados en el Hospital Clínico. Desde que comenzó a usarse, el centro sanitario ha tratado a unos 500 pacientes.

Sólo la endoprótesis cuesta unos 11.000 euros. "La población tiene que saber que esto es un esfuerzo", apuntó el responsable de Angiología y Cirugía Cardiovascular de los hospitales Regional y Clínico, Rafael Gómez Medialdea. Pero el coste económico tiene como contrapartida una rentabilidad social y asistencial. "Pese al alto precio, el dispositivo no deja de ponerse, porque supone una mejora para el paciente y, al ser menos agresivo, reduce la estancia en el hospital. Aunque sea más caro, al final resulta más barato", argumentó el subdirector médico de ambos hospitales, Hilario López.

En la provincia hay unas 100.000 personas con patologías vasculares. En esta cifra se incluyen desde los casos más graves hasta los más leves. Entre los primeros están los pacientes que tiene un aneurisma de aorta, de los que se diagnostican unos 200 nuevos casos cada año y que en el dato acumulado suman unos 18.000.

La técnica de colocar prótesis sin abrir al enfermo se utiliza en aquellas personas con la salud más frágil. En el 10% restante se recurre a la cirugía abierta. La mayoría de las prótesis empleadas en la primera técnica son estándar, aunque hay distintos tamaños en función de la talla del enfermo. Pero hay otros casos puntuales por su complejidad en los que se diseñan ad hoc para cada paciente con impresora 3D. En estos casos se acude a laboratorios de Australia y Estados Unidos.

Gómez Mediaaldea hizo este balance con motivo del XXXII Congreso de la Sociedad Andaluza de Angiología y Cirugía Vascular que se inauguró ayer y que reunirá en Málaga a expertos de todo el país e incluso de Estados Unidos para abordar los últimos avances y retos de la especialidad.

En ninguna autonomía hay en la actualidad un programa de cribado para la detección precoz del aneurisma de aorta, pese a que se diagnostica con una ecografía. El cirujano dijo que debería debatirse si en mayores de 60 años con perfil de riesgo tendría que hacerse esa prueba a modo de screening.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios