Málaga

El padre de Julen: "Si hubiese sido al revés, ya me habrían dado dos tiros"

  • José Roselló responde a las acusaciones del dueño de la finca, quien ha dicho que tan culpable como él son ellos "por no estar pendientes de su hijo"

El padre de Julen atiende a los medios en Totalán. El  padre de Julen atiende a los medios en Totalán.

El padre de Julen atiende a los medios en Totalán. / Javier Albiñana

El padre de Julen ha roto su silencio. Después de que el dueño de la finca de Totalán en la que murió el pequeño de dos años tras caer a un pozo, haya dicho que tan culpable de lo sucedido es él como los padres del niño "por no estar pendientes", José Roselló ha dicho que "si hubiese sido al revés, ya me habrían dado dos tiros".

"Culpable soy yo, culpables son ellos -los padres-, que tenían que haber estado pendientes de su hijo", ha afirmado David Serrano, propietario del terreno y considerado por la jueza que investiga el caso como presunto responsable de un delito de homicidio por imprudencia grave.

Ahora, el padre del niño responde a estas acusaciones: "Saben cómo lo cuidábamos y en el caso de Julen más pendientes todavía porque ya veníamos de otra situación fea. Me duele que él lo diga porque sabe cómo estábamos pendientes", ha relatado en el programa Ya es mediodía de Telecinco.

Insiste en que si el pozo no hubiera estado allí "no hubiera pasado nada". "El peligro que veía es que podía caer por un barranco si tropezaba”, ha dicho, al tiempo que ha asegurado que no entiende las palabras de Serrano: "Después de todo, encima… no sé cómo cogerlo ni lo que busca".

"Pienso que si hubiese sido al revés, y las posiciones diferentes, a mí ya me hubieran dado dos tiros", ha declarado el padre de Julen, quien ha comentado que cree que Serrano "esperaba miedo" de ellos y que cuando ha visto que no es así "está arremetiendo contra nosotros" contra ellos.

Según ha precisado el padre de Julen, después de lo sucedido, la relación con el dueño de la finca es "muy tensa". Además, Roselló asegura que este "nunca" les ha pedido perdón por lo que ocurrió y que "cuando le convino" estuvo a su lado, pero no después.

Así, el padre de Julen también ha contado un episodio en el que, según él, su hermano le había dicho a Serrano que les había arruinado la vida, asegurando que la respuesta del dueño de la finca de Totalán fue "darle dos puñetazos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios