Málaga

Los padres de Julen piden 20 meses de cárcel para el tuitero que se burló del rescate

  • El escrito de acusación solicita también que se indemnice a los progenitores con 6.000 euros por el daño moral

  • El hombre publicó varios mensajes que el fiscal considera "ofensivos" y "humillantes"

Los padres de Julen llegan a la Ciudad de la Justicia para declarar ante la jueza. Los padres de Julen llegan a la Ciudad de la Justicia para declarar ante la jueza.

Los padres de Julen llegan a la Ciudad de la Justicia para declarar ante la jueza. / Daniel Pérez / Efe

Los padres de Julen, el niño de 2 años que murió tras caer a un profundo pozo en Totalán, han pedido 20 meses de prisión para el tuitero que se burló del rescate de su hijo. El hombre, de 49 años, publicó en su perfil de Twitter varios mensajes degradantes sobre el operativo de rescate del pequeño.

Según se expone en el escrito de acusación, el tuitero ha cometido un delito contra la dignidad de las personas y se pide que además de la pena de prisión se le condene a una multa de 10 meses con una cuota diaria de 10 euros al haber sido proferida con publicidad.

En concepto de responsabilidad civil se solicita que indemnice a los progenitores con 6.000 euros por el daño moral.

El tuitero publicó en su perfil durante varios días, desde el pasado 20 de enero hasta el 26, fecha en que se logró rescatar del pozo el cuerpo de Julen, varios comentarios ofensivos.

El fiscal también ha presentado esta semana su escrito acusatorio y ha solicitado que el acusado sea condenado a 18 meses de prisión por un delito contra la integridad moral.

Para el ministerio público dichos tuits resultan "ofensivos", "humillantes" y "claramente despreciativos hacia la dramática situación que estaba viviendo el menor y sus progenitores".

La pena solicitada por la Fiscalía incluye la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de utilización de las redes sociales en internet durante el tiempo de la condena.

El pasado 21 de mayo el tuitero declaró en calidad de investigado ante un juzgado de instrucción de Madrid, que solicito que siguiera el procedimiento, y aseguró que eran chistes y no eran ofensivos.

También sostuvo que un día antes de su declaración había borrado los mensajes porque no tenía intención de reírse con lo sucedido.

Además de este procedimiento, en el Juzgado de Instrucción número 12 de Málaga se sigue otra causa después de que los padres de Julen presentaran una demanda criminal contra un medio digital por noticias falsas y ofensivas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios