Cursos de Verano de la UMA

El papel del ciudadano ante las noticias falsas, a debate en la UMA

  • Educación y concienciación como ofensiva contra las 'fake news'

Expertos en el curso sobre ciberseguridad celebrado en el Rectorado de la UMA. Expertos en el curso sobre ciberseguridad celebrado en el Rectorado de la UMA.

Expertos en el curso sobre ciberseguridad celebrado en el Rectorado de la UMA. / Javier Albiñana

Que las noticias falsas son un problema real ya ha sido puesto en evidencia tras las elecciones estadounidenses. Y que estamos rodeados de ellas, también. Sea en redes sociales o falsas webs que se autohacen llamar medios de comunicación, las fake news, aquellas “noticias” basadas en medias verdades o hechos tergiversados con la intención de influir, han pasado a formar parte del día a día.

Por este motivo, entre otros, este martes fueron objeto de debate de la mano de expertos en una de las jornadas del curso de verano de la UMA 'Ciberataques de (des)información: ¿se pueden combatir las Fake News?', donde trataton de responder a la misma cuestión que da nombre a la ponencia.

Pablo López, del Centro Nacional de Inteligencia (CNI); Alejandro González, de la Unidad Central de Ciberdelincuencia y la Comisaría General de Policía Judicial y José María de Fuentes , del Comité Técnico de Normalización (CTN) en Ciberseguridad y Protección de Datos, fueron los encargados de abordar el problema en un debate moderado por Arturo Ribagorda, de la Universidad Carlos III de Madrid, en el que todos llegaron a una conclusión clara: los ciudadanos son los que tienen el papel más importante a la hora de frenar las fake news.

“El enfrentamiento físico ya no se lleva, se busca desestabilizar y llevar al pánico y al control a través de la desinformación”, aseguró Pablo López durante su intervención, en la que también quiso destacar que el primer objetivo de estas es atentar contra el propio ciudadano, algo en lo que también concidió José María de Fuentes. “Antes, los programas malignos atacaban los sistemas TIC, pero ahora las fake news tienen como objetivos las personas y su opinión”, declaró.

Durante la jornada se insistió en poner de relevancia que no se trata de un problema nuevo y que, lejos de limitarse a países ajenos, España también ha sufrido este tipo de “ataques cibernéticos”, tal y como lo nombran los expertos. Así, las últimas elecciones electorales o el proceso catalán, donde alrededor del 65% de los mensajes lanzados a los social media eran falsos, han servido como ejemplo para un público compuesto principalmente por jóvenes estudiantes.

Curso ‘Ciberseguridad y cibercriminalidad: dos caras de una misma moneda’. Curso ‘Ciberseguridad y cibercriminalidad: dos caras de una misma moneda’.

Curso ‘Ciberseguridad y cibercriminalidad: dos caras de una misma moneda’. / Javier Albiñana

Alejandro González abordó la materia legal, casi inexistente, que rodea el mundo de las noticias falsas, donde explicó que es complicado legislar y que “no llegará una normativa de manera temprana”.

“Aunque las fake news tratan de desestabilizar la opinión pública no llega a constituir un delito en sí mismo mientras no caigan en un delito por injurias, calumnia u otro tipo”, aclaró. A pesar de los esfuerzos internacionales y europeos, hasta el momento han sido las compañías las que se han autoregulado a nivel penal, pero tal y como afirmó González, “es un asunto que trasciende a nivel de estado y como tal debe estudiar cómo contrarrestarlo”.

A expensas de un mayor control normativo y estatal, López recalcó que “es un problema que se puede controlar”, proponiendo como la principal vía la educación a los ciudadanos en las tecnologías y, sobre todo, el criterio propio, para lo que propuso un decálogo de buenas prácticas, entre las que se encuentra analizar el origen de las noticias y tener precaución con las cuentas falsas “humanas”.

La capacidad de las personas para parar un bulo también fue puesto de relevancia por José María de Fuentes, ya que “las fake news se distribuyen con más rapidez por las propias personas que por programas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios