Málaga

El papel de las Mancomunidades de Málaga: Un año duro sirviendo a los ayuntamientos

  • La Mancomunidad Occidental presta servicios a 11 localidades

  • El ente supramunicipal Oriental atiende a los 31 municipios que conforman la comarca

José Antonio Mena, presidente de la Mancomunidad de la Costa del Sol Occidental, y José Juan Jiménez, presidente de la Mancomunidad Axarquía.

José Antonio Mena, presidente de la Mancomunidad de la Costa del Sol Occidental, y José Juan Jiménez, presidente de la Mancomunidad Axarquía. / M. H.

El papel de las mancomunidades sigue siendo esencial para la gestión y prestación de servicios básicos que van más allá de ámbitos geográficos superiores al municipio, y que en este año duro marcado por la pandemia de coronavirus las instituciones de la provincia han prestado su apoyo a los ayuntamientos con actuaciones que tienen que ver con la recogida de residuos sólidos, la promoción turística on line, el suministro de agua o la limpieza y desinfección del litoral.

Así, las mancomunidades que conforman la provincia de Málaga, como son la occidental y la oriental, afrontan nuevos retos conjuntos pese a la idiosincrasia que diferencia cada una de las comarcas y que están relacionados con el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad, pero sobre todo con la recuperación del principal motor económico, la industria turística.

José Antonio Mena es el presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental desde julio de 2019, una institución que presta servicios a once municipios de la comarca, principalmente los relacionados con la recogida de basura y su tratamiento en la planta de Casares a través de la concesionaria Urbaser, así como la gestión y suministro de agua a través de la empresa pública Acosol. También ofrece otro tipo de acciones a los municipios mancomunados como formación o promoción turística, y tras un año marcado por la Covid-19, el ente supramunicipal ha sentido al igual que el destino la caída de la principal actividad de la zona, el turismo. 

Ello se refleja en un descenso de la actividad que realiza la institución comarcal, que ha experimentado una bajada del 30% tanto en la recogida de residuos como en el suministro de agua. Así, el representante del ente supramunicipal considera que es “difícil” hacer un balance del pasado año 2020 porque “prácticamente hemos estado un poco paralizados por la situación pandémica”.

El también alcalde del municipio costasoleño de Benahavís marca las expectativas de recuperación “a expensas de conseguir la inmunidad de rebaño, sobre todo para el turismo internacional”, ya que la actividad industrial de la comarca “está supeditada” al sector turístico, para cuya reactivación apunta a “estar preparados para ver si de aquí al verano retomamos otra vez la ansiada normalidad”.

La aprobación de un presupuesto para el ejercicio 2021 es uno de los principales objetivos para “seguir prestando ese tipo de servicios a los municipios mancomunados, como “las obras que nos demanden los ayuntamientos y a ver si esto se tranquiliza de una vez”. La negociación sobre el aumento de la tasa de recogida de basura que pagan los ayuntamientos a la institución mancomunada ha retrasado la elaboración de las cuentas para el presente ejercicio, que una vez consensuada permitirá su aprobación en marzo para “volver a retomar otra vez la actividad normal” de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental.

Para José Juan Jiménez, el presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía, el 2020 ha sido “un año duro”. “Un año difícil”, repite serio meneando la cabeza todavía preocupado porque 2021 no ha empezado mejor. Muchos de sus municipios se la han visto con cierres perimetrales y otros tantos han llegado al cierre de la actividad no esencial.

“Con lo que eso significa para trabajadores y empresarios”, afirma con la misma compostura, pero mostrando al mismo tiempo su preocupación por la salud de la población. Recuerda cómo vivió aquellos días de marzo, poco antes del estado de alarma. Al principio lo hizo con incertidumbre y miedo pero los afrontó con responsabilidad y mostrando su completa disposición a cada uno de los 31 ayuntamientos que conforman la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía.

Es alcalde de La Viñuela desde 2011, y sabe lo que es estar en primera línea, al lado de sus vecinos y vecinas. Ahora le ha tocado servir a 30 ayuntamientos más con una población cercana a los 200.000 habitantes. “Lo primero que hicimos desde que se decretara el estado de alarma, fue ponernos a disposición de los ayuntamientos para cualquier recurso material o personal que necesitasen. Tras él hemos contribuido con el sector turístico en la promoción del destino y para dar seguridad a los visitantes. También hemos canalizado subvenciones, de diversa índole, para beneficio de nuestra población”, explica Jiménez repasando el listado de tareas hechas y las que quedan por hacer, sobrevenidas por la pandemia. Entre otras, constituir la asociación Sipam que es la que se va a encargar de gestionar todas las acciones que van a poner en valor la uva pasa moscatel, declarada Sistema Importante del Patrimonio Mundial por la Fao, la primera en Europa.

-La pandemia ha desbordado a todos los ayuntamientos que han tenido que cambiar sus prioridades, ¿Cómo ha afectado a la Mancomunidad de municipios?

–José Antonio Mena (J. M): Ha descendido muchísimo la actividad de la Mancomunidad en 2020 porque al pararse la actividad económica ha habido un descenso aproximadamente del 30% de la recogida de residuos. También ha bajado el suministro de agua en el mismo porcentaje. Nosotros seguimos prestando los mismos servicios a los ayuntamientos en la medida en la que éstos han bajado su consumo.

– José Juan Jiménez (J.J): El origen de nuestra institución es dar servicio a los 31 ayuntamientos de la comarca, y por ende, a todos los vecinos y vecinas que viven en sus pueblos. Así que les hemos estado prestando apoyo con todos los servicios que nos han solicitado.

–¿Cuál ha sido ese apoyo que se le ha dado a los ayuntamientos?

–J. M.: El 95 % del personal teletrabaja. Las cosas siguen funcionando y las obras que se hacen desde la Mancomunidad han seguido con normalidad. Si algún ayuntamiento ha tenido algún problema, se le ha resuelto. Los servicios que prestamos desde la Mancomunidad son muy limitados, de recogida de basura o el suministro de agua, pero se ha seguido haciendo con normalidad y el trabajo que se presta aquí prácticamente es el mismo que en los años anteriores.

–J.J.: Con los Servicios Operativos y los Servicios Técnicos. Estos se han encargado de todos los proyectos que les han llegado del Plan Málaga. Hemos reforzado la limpieza y desinfección de las playas para mostrar a los turistas que somos un destino seguro; y hemos hecho varias campañas de promoción durante el verano para contribuir con el sector turístico. También hemos ampliado los programas formativos buscando nuevos nichos de empleo y en sectores donde somos fuertes como la agricultura o el turismo.

"El objetivo es revertir el dinero que recibimos de los ayuntamientos en cada uno de ellos"

–¿Cómo ha influido la crisis sanitaria en la confección del presupuesto?

–J. M.: Los presupuestos los tendríamos que haber elaborado al final del ejercicio pasado, pero había algunos problemas con la recogida de basura porque la tasa que cobra la Mancomunidad a los distintos ayuntamientos había que actualizarla y eso supone un incremento. Al final, hemos llegado a un acuerdo y los técnicos la han fijado en 48 euros por tonelada de 2021 a 2023 y luego se actualizará anualmente. Al conseguir actualizar la tasa -que ahora está a 45 euros-, la Mancomunidad no tiene que pagar la diferencia entre lo que consumían los ayuntamientos y lo que la institución pagaba por ese servicio, y así la equilibramos y ya no será deficitaria. Esta semana hemos celebrado las Comisiones informativas, la Asamblea para aprobar las actualizaciones se ha convocado para el viernes y en dos semanas tendremos elaborado el presupuesto, por lo que a la mitad de marzo lo tendremos aprobado para el ejercicio 2021.

–J.J.: Nosotros ya lo tenemos aprobado, de hecho, de forma inicial lo hicimos en noviembre para que entrase en vigor con el año. En su confección hemos incluido las aportaciones de todos los grupos que conforman la institución. Está pensando para cubrir las necesidades que puedan tener los ayuntamientos a lo largo del año con el fin de cubrir los servicios que puedan requerir para atender de la mejor forma posible la crisis sanitaria.

–La promoción turística es uno de los servicios que ofrece la Mancomunidad a sus miembros, ¿Cómo ha sido el año 2020?

–J. M.: A nivel de promoción turística poquito porque no ha habido ferias internacionales y lo poco que se ha hecho ha sido a nivel local. La valoración es desastrosa porque el turismo mundial se ha paralizado y hemos pasado de tener una afluencia de visitantes de 20 millones a 1 millón. No ha sido bueno el año 2020, nuestra industria ha sufrido un golpe muy duro y está todo el mundo ansioso por volver otra vez a la normalidad y espero que la recuperación sea muy rápida.

–J.J.: Ha sido nefasto como en el resto de España. A pesar del pequeño respiro que nos dio el verano, ha sido muy duro porque los hosteleros venían de unos meses muy difíciles. Ahora lo vuelven a ser. Ha habido visitas de proximidad, por eso dirigimos nuestras campañas al turismo nacional, autonómico e incluso malagueño. Es más, tratamos de fomentar el turismo entre nuestros pueblos. Hay que tener en cuenta que éstos se han quedado sin ferias y fiestas que dan mucho dinamismo social y económico.

– ¿Qué espera de la temporada turística de 2021?

–J. M.: La verdad es que esto va un poco despacio, pero espero que a partir de la Semana Santa vuelva otra vez con la época estival el turismo.

–J.J.: Espero que vaya mejor pero sobre todo hay que abordarla con prudencia, primero por nuestra salud, y segundo por la economía. La situación es muy difícil pero tenemos que asumirla con responsabilidad, sin precipitarnos.

–¿Cómo cree que habría que afrontarla?

–J. M.: Yo creo que a nivel internacional, los británicos o los nórdicos están un poco más avanzados que nosotros en el tema de la vacunación y espero que cuando llegue el verano prácticamente toda la población europea este vacunada, se pueda volver a la normalidad y podamos recibir a ese turismo tan necesario para la Costa del Sol, que prácticamente es el 90% de nuestra actividad industrial.

–J.J.: Como decía, con responsabilidad y respeto hacia los demás. Hay que ser solidarios y empáticos afrontándola con prudencia y seguridad. Nosotros vamos a estar al lado del sector, poniendo medios para generar confianza en los visitantes y con campañas de promoción turística.

–¿En qué proyectos están trabajando?

–J. M.: El objetivo es seguir prestando los servicios que prestamos, como la recogida de basura o el suministro de agua, y el resto de acciones que hemos venido haciendo otros años como la asistencia técnica a los municipios que lo requieran o los cursos de formación. Si el mes que viene tenemos ya un presupuesto, revertir el dinero que recibimos de los distintos ayuntamientos en cada uno de ellos, que proponen a la Mancomunidad qué tipo de obras tiene hacer, y a partir de ahí hacemos un reparto proporcional con los fondos que tenemos.

–J.J.: Seguimos trabajando en las tres líneas que abrimos para poner en valor nuestro destino. Esto es, Axarquía, Plató de Cine; Axarquía, comarca de la Dieta Mediterránea y Descubre nuestras cinco rutas. Estamos viendo si podremos acudir a ferias turísticas de forma telemática, trabajando con operadores, blogueros especializados y con otros agentes del sector para que tengan nuestra oferta entre sus prioridades vacacionales.

–¿Qué retos presenta la comarca y que puede abordar la institución supramunicipal?

–J. M.: El reto es que podamos reactivar de nuevo el turismo, y a partir de ahí, todo viene solo. Vamos a hacer las cosas bien para que en España, en Andalucía y en la Costa del Sol llegue la normalidad, el virus desaparezca y podamos volver a los niveles de actividad del año 2019. La expectativa para 2020 era superar al 2019 y espero que en 2021 crezcamos lo que hemos dejado de crecer el año pasado y lo doblemos. Y en cuanto a la recogida de residuos, recuperar los niveles anteriores. También firmamos la prórroga de la concesión del servicio de basura con Urbaser, que debe hacer una inversión de aproximadamente 21 millones para hacer mejoras en materia de eficiencia energética y todo el tema medioambiental.

–J.J.: Tenemos que reforzar la oficina técnica porque desempeñan un papel imprescindible, sobre todo en los pueblos pequeños donde no tiene capacidad para contratarlos. Ese servicio se lo damos nosotros. En el plano turístico, tenemos que seguir dando visibilidad a la Axarquía para convertirla en un destino preferente cuando el turista llega al aeropuerto a la estación María Zambrano. Y lo estamos haciendo centrándonos en la certificación de calidad y en su singularidad como destino de mar y montaña. La formación pensada en los nuevos nichos de empleo es otro de nuestros retos; y por último, aunque esto va de la mano de la Junta de Andalucía, ofrecer a nuestros agricultores los excedentes de agua de las depuradoras para riego.

– Precisamente, ¿Qué actuaciones se están haciendo respecto al suministro y al abastecimiento de agua?

–J. M.: El informe que nos llega de Acosol es que las infraestructuras de esta empresa a lo largo de toda la Costa del Sol tienen muchísimos años y hay que acometer muchas obras de renovación de tuberías y se está trabajando en ello. Respecto a los campos de golf, ya tenemos las infraestructuras para poder suministrar agua regenerada y se está negociando para que todos utilicen este tipo en un 70% para el riego.

–J.J.: Nuestros próximos retos pasan por la eficiencia energética. Axaragua trabaja para adquirir equipos más eficientes en el consumo eléctrico como la mejora de servicio. También las infraestructuras como pueden ser canalizaciones para evitar pérdidas, ya que aunque son pocas sí hay algunas roturas. También vamos a hacer mejoras en las estaciones de bombeo.

–¿Cómo valora la obra que adjudicó la Junta en julio de 2020 para enviar agua desde la Costa del Sol a la Axarquía?

–J. M.: La obra está licitada desde el Campo de Gibraltar hasta Estepona, y Acosol trabaja para licitar el tramo que va de Estepona a Málaga. Es imprescindible porque no tenemos ninguna infraestructuras o gran pantano y una de las soluciones era trasvasar el sobrante. La idea es fantástica y una vez que la obra esté terminada, el suministro de agua según los técnicos estará garantizado en toda la Costa del Sol para futuros crecimientos.

–J.J.: Es una obra muy necesaria para nuestra comarca, por lo que espero que comience lo antes posible. En nosotros van a encontrar toda la colaboración posible porque es una infraestructura imprescindible para la comarca. Estamos con nuestros agricultores que han conseguido llevar a toda Europa el nombre de la Axarquía por la calidad de sus productos. Son un pilar importantísimo para la economía de la comarca que no podemos frenar por la falta de riegos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios