Laboral

Más parados y más trabajadores en Erte en un pésimo noviembre en Málaga

  • Málaga vuelve a estar a la cabeza de la subida del desempleo en España, en esta ocasión segunda tras Cádiz

Varias personas, este miércoles, en una oficina del paro en Málaga capital. Varias personas, este miércoles, en una oficina del paro en Málaga capital.

Varias personas, este miércoles, en una oficina del paro en Málaga capital. / Javier Albiñana (Málaga)

Más parados y más personas en Expedientes Temporales de Regulación de Empleo (Erte), confirmando así que el mes de noviembre ha sido pésimo para el mercado laboral en la provincia de Málaga. Era algo lógico y hasta previsible teniendo en cuenta que dos tercios de los hoteles están cerrados o que todos los bares, restaurantes y comercios considerados no esenciales están obligados a clausurar sus puertas a las seis de la tarde por las restricciones ante la propagación del coronavirus. Y cuando la hotelería, la hostelería y el comercio representan una gran parte del PIB y del empleo de una provincia ocurre que Málaga vuelve a liderar el incremento del paro en España. En noviembre fue la segunda, por detrás de Cádiz, con 3.732 desempleados más, hasta contabilizar un total de 194.579 personas sin un puesto de trabajo.

La pandemia ha sido un mazazo para todo el mundo y en el caso de Málaga se nota más porque la inercia de los dos últimos años era muy positiva y se estaban batiendo récords turísticos, con buenos incrementos anuales del PIB tras la depresión iniciada en 2008 por la crisis financiera e inmobiliaria. El Covid ha dilapidado esa recuperación en apenas nueve meses y ahora hay 45.034 parados más que hace un año, un 30% más.

Si, dadas las circunstancias actuales, el número de parados no se ha disparado más es por el colchón de los Ertes. Las empresas que estén acogidas a ellos no pueden, por ahora, despedir a sus trabajadores y además no están abonando las nóminas de aquellos empleados que estén en un Erte total, aunque sí las cotizaciones sociales en segmentos como la hostelería. Tras un verano con algo de actividad económica, la llegada del otoño y las restricciones han provocado menos ingresos aún para las empresas y en noviembre se ha incrementado en unas 5.000 personas el volumen de trabajadores inscritos en Ertes en Málaga. En noviembre había 30.847, siendo la provincia andaluza con más casos.

Con los Ertes, sean parciales o totales, los trabajadores siguen cotizando a la Seguridad Social y eso está permitiendo que no haya un descalabro de afiliados. El mes pasado el descenso fue del 0,81%, con 4.911 afiliados menos. Hay en estos momentos 601.539 personas cotizando a la Seguridad Social en esta provincia, 24.543 menos que hace un año.

¿Qué dicen los empresarios y los sindicatos? “Priorizando siempre la salud de las personas, urge reforzar la actividad productiva, con estabilidad presupuestaria, flexibilidad regulatoria y un mayor apoyo a sectores clave, muy afectados por la pandemia sanitaria, como el comercio o el conjunto de la industria turística y todo ello en el marco del diálogo social”, indican desde la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM).

“Un 54% de las personas desempleadas de nuestra provincia no cobran ya ningún tipo de prestación. Ante esta situación, CCOO considera imperativo retomar el diálogo social con la administración regional y diseñar sin más demora un plan de choque”, apuntan desde CCOO. “El sector hostelero y turístico continua siendo el más afectado por la pérdida de empleo en Málaga. El derrumbe del motor económico de Málaga se sigue haciendo notar, debido a la gran dependencia económica que tiene Málaga”, afirman desde UGT.

Un camarero atiende a un cliente en el centro de Málaga. Un camarero atiende a un cliente en el centro de Málaga.

Un camarero atiende a un cliente en el centro de Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

El incremento del desempleo se dio en la mayoría de municipios de la provincia de Málaga, causando más estragos en las localidades con más habitantes. En Málaga capital el paro aumentó en 1.071 personas, casi un tercio del total, y ya hay 73.356 ciudadanos sin un empleo en la capital. En Marbella hubo 597 parados más -hasta los 16.534-, mientras que en Fuengirola el alza fue de 327 personas, en Mijas de 248, en Estepona de 170, en Benalmádena de 172, en Antequera de 69, en Rincón de 68, en Ronda de 79, en Vélez Málaga de 259 o en Torremolinos de 292.

No obstante, pese a la pandemia y la caída de la actividad, también hay empresas a las que les va bien y siguen contratando a personal, aunque en la mayoría de las ocasiones sea con carácter temporal. En noviembre se firmaron, por ejemplo, 47.976 contratos en la provincia malagueña. Fueron 16.000 menos que hace un año, cuando la campaña navideña estaba a la vuelta de la esquina, pero menos da una piedra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios