Urbanismo

Así será el parque en los antiguos suelos de Repsol de Málaga

  • La superficie principal tendrá 65.000 metros cuadrados, con un coste de 8,3 millones 

  • La previsión es que pueda ser una realidad a finales de 2022 o principios de 2023

Infografía del diseño del parque de Repsol. Infografía del diseño del parque de Repsol.

Infografía del diseño del parque de Repsol.

El parque dibujado desde hace décadas en los antiguos suelos de Repsol ya tiene forma y plazos de ejecución. Tal y como ha informado este miércoles el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, una vez superada la prolija tramitación administrativa a la que tiene que ser sometido el proyecto de urbanización de este sector, parece factible pensar en el inicio de las obras de la zona verde en 2021, con un calendario de desarrollo de unos 24 meses. Es decir, cabe la posibilidad de que el regidor acabe su actual mandato, que podría ser el último con la vara de mando, pasando revista a uno de sus grandes proyectos de ciudad.

De acuerdo con los detalles aportados por el regidor, que ha estado acompañado por el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, y el arquitecto Alejandro Pérez, del estudio HCP, el parque contemplado tendrá una superficie final de 65.000 metros cuadrados, lo que supone apenas el 36,6% de la dimensión completa de la parcela, que es de 177.548 metros.

No obstante, de acuerdo con la tesis municipal, hay que agregar otros 15.000 metros de espacio ajardinado en la parte del terreno donde se levantarán las cuatro torres programadas (una de ellas, la de más altura, en manos de la Sareb) y otros cuatro edificios de unas ocho plantas que darán cabida a 400 viviendas de protección oficial (VPO). Piezas a las que se podría sumar en un futuro otra más al norte, por encima del soterramiento de las vías del tren, actualmente previstas en el planeamiento urbanístico para equipamientos deportivos, educativos y sociales.

Alejandro Pérez, Francisco de la Torre y Raúl López, en la presentación del proyecto de urbanización de los suelos de Repsol. Alejandro Pérez, Francisco de la Torre y Raúl López, en la presentación del proyecto de urbanización de los suelos de Repsol.

Alejandro Pérez, Francisco de la Torre y Raúl López, en la presentación del proyecto de urbanización de los suelos de Repsol. / S. S.

Los tiempos de la actuación, en cualquier caso, no podrán empezar a contar hasta que el plan de urbanización del sector, cuyo coste global ronda los 30 millones de euros, cuente con todos los informes sectoriales favorables y la evaluación ambiental estratégica que deberá emitir la Junta de Andalucía.

De este montante, además de los 8,3 millones del parque hay que incluir 10,1 millones de la urbanización (con doce meses de plazo) y un aparcamiento subterráneo para 672 plazas, valorad en 11,23 millones y un tiempo de ejecución de 18 meses. Cabe destacar que dentro de la intervención se incluye la construcción de una de las fases del bulevar Adolfo Suárez, con dos carriles por sentido y vías de servicio. De la Torre admite que es muy posible que todo el presente ejercicio se consuma en trámites.

El urbanista encargado de dar forma a este proyecto, que será cofinanciado por el Ayuntamiento y por la Sareb (los dos copropietarios de los aprovechamientos del sector) ha detallado los principales componentes del futuro parque, que será vallado y quedará únicamente abierto por el día. De todas las piezas, destaca la creación de un lago de 3.500 metros cuadrados en la zona central del parque, que estará circundado por tres colinas de unos tres metros de altura. Al tiempo, laguna será cruzada por dos puentes de madera.

El área vegetal incluye la plantación de 750 árboles y de 5.562 metros cuadrados de arbustos con una variedad de 60 especies. La superficie de césped tapizante será de 7.718 metros. Al respecto, han indicado que la vegetación se configura desde un anillo perimetral "con carácter de bosque". Es decir, la primera impresión que se llevará el peatón desde el exterior del parque será la de los árboles de mayor porte.

El diseño incorpora dos parques caninos en la fachada más próxima a la Avenida Juan XXIII (una para perros grandes de 3.500 metros y otra para perros de menor tamaño de 2.500), y otras dos para juegos infantiles, con cama elástica, redes trepadoras, toboganes...

Otra de las piezas reseñables es la delimitación de espacios deportivos, incluyendo un camino peatonal de 1 kilómetro de longitud adecuado para la práctica de running, y otro secundario de menor longitud. Al tiempo, se creará un anfiteatro con capacidad para 750 personas. El parque tendrá 12 puntos de acceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios