Málaga

El parque que sueñan los vecinos en Mangas Verdes

  • Vecinos de distintas edades y técnicos han participado en el proyecto CoCiudad, gestionado por las asociaciones Arrabal-AID y Oleaje, con el objetivo de diseñar un barrio más habitable

Una de las rutas por el barrio del proyecto CoCiudad. Una de las rutas por el barrio del proyecto CoCiudad.

Una de las rutas por el barrio del proyecto CoCiudad.

Quien conoce la barriada de Mangas Verdes sabe de sus problemas de accesibilidad, de aparcamiento, su escasez de espacios de uso ciudadano y, sobre todo, de zonas verdes. Su asociación de vecinos es una entidad muy activa que recoge diariamente las demandas vecinales.

Pero ha sido en los últimos meses de 2020 cuando colectivos de perfiles y edades diversas y un grupo de técnicos formado por arquitectos, urbanistas y educadores, se han unido para recorrer sus calles, observar sobre el terreno sus principales defectos y recoger propuestas de mejora que han plasmado en el proyecto CoCiudad. Las asociaciones Arrabal-AID y Oleaje han gestionado la iniciativa que ha diseñado un parque en el entorno del Acueducto de San Telmo.

“La barriadas de Mangas Verdes tiene bastantes problemas arquitectónicos tanto por su ubicación como por el sistema de construcción de las viviendas, hechas por las propias familias que se instalaban en la ciudad tras llegar del pueblo”, explica Rocío Capilla, dinamizadora del centro Guadalinfo de Ciudad Jardín que gestiona Arrabal-AID. “Nos pareció muy buena idea intervenir directamente con los vecinos, escuchar qué es lo que mejorarían en el barrio y queríamos tener distintas visiones, por lo que seleccionamos a varios colectivos”, agrega.

José Manuel Salado, coordinador de proyectos de la asociación Oleaje indica que CoCuidad es “una iniciativa de participación con la que intentar hacer nuestros barrios más habitables a través de herramientas accesibles a cualquier ciudadano, ellos pueden realizar así propuestas urbanísticas”.

Señala que después de varios recorridos con distintos grupos se recogieron “ideas coincidentes” entre todos. “Hemos concretado estas propuestas en soluciones utilizando Minecraft y haciendo montajes en 3D para que sean propuestas muy visibles y atrayentes al público”, explica Salado.

Y todos los caminos conducían al mismo sitio: a un parque con zona deportiva y de esparcimiento en el entorno del acueducto. “Lo que se pedían mayoritariamente era adecentar la zona que está en la parte alta, zona anexa a San Telmo, casi todos los vecinos coincidían en que la barriada carece de zonas verdes y de un espacio para la gente joven”, apunta Salado. Así que lo que proyectaron fue “convertir aquella zona en una plaza, con jardines, espacios de deporte e intervenir también el campo de fútbol abandonado que hay cerca”.

Rocío destaca que “había un proyecto muy ambicioso con la Junta de Andalucía para el sendero del Cau y el acueducto, pero está parado y los vecinos demandan que se sigan implicando los organismos competentes para que se termine”.

También señala la dinamizadora de Arrabal que todavía quedan dos calles sin asfaltar en la zona y que las barreras arquitectónicas son tan grandes que la gente mayor de la zona alta no pude bajar a las tiendas. “Incluso las ambulancias y los vehículos de emergencia tienen muchas dificultades para acceder”, añade.

La actuación CoCiudad, que ganó el Premio Cultura Viva de Fundación Cruzcampo, se ha ejecutado como experiencia piloto en Mangas Verdes entre los meses de agosto y noviembre de 2020. Se recogieron 19 propuestas de mejora y dos zonas a intervenir. La demanda de zonas verdes fue reiterada en 14 ocasiones. La tercera propuesta más solicitada fue solventar los problemas de movilidad ya que se trata de un barrio muy envejecido que cuenta con rampas, calles muy empinadas y escaleras que dificultan el paseo.

El resultado se llevará al Ayuntamiento de Málaga. “La verdad es que ha funcionado muy bien, la finalidad era contar con ellos que son los que viven aquí y sufren las deficiencias y hacerlo llegar donde tiene que llegar”, concluye Rocío. “Lo que pretendemos es eso, iniciar procesos de participación en la gente, que den su opinión sobre las cosas, que se planteen qué ocurre a su alrededor y sepan cómo tener voz”, apunta Salado. En definitiva, dicen, fomentar la cultura de la participación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios