Málaga

Drástica caída de la demanda de pasajeros de la EMT de Málaga el año del Covid

  • Cierra el ejercicio con poco más de 25,8 millones de usuarios, un 45% menos que en 2019 

  • Este descenso se traduce en unos 15 millones menos de ingresos por el transporte

Imagen de uno de los autobuses de la línea 25 a su paso por la Alameda Principal. Imagen de uno de los autobuses de la línea 25 a su paso por la Alameda Principal.

Imagen de uno de los autobuses de la línea 25 a su paso por la Alameda Principal. / Javier Albiñana

¿Hasta dónde alcanza la herida que deja el Covid en los números de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT)? Pendientes aún del cierre económico oficial, lo que sí se conoce ya es la pérdida de ingresos que la compañía municipal ha sufrido debido a la drástica caída de pasajeros durante 2020. Y que puede cuantificarse, grosso modo, en unos 15 millones de euros. 

El dato es el resultado de comparar la demanda con la que la compañía municipal cerró 2019, el año previo al coronavirus, con los de 2020. Una operación que ya es posible tras disponer de las cifras de usuarios del pasado mes de diciembre. La suma de los doce meses del ejercicio pasado rebajan de manera notable el movimiento de usuarios en los autobuses urbanos. 

De los 47.168.000 de la etapa de normalidad a los 25.826.510 con los que se ha puesto el broche a 2020. Entre una y otra cifra un descalabro histórico del 45%, lo que se traduce en algo más de 21,3 millones menos. Aplicando una tarifa media de 0,7 euros, el parámetro final es el de algo más de 14,9 millones de euros en ingresos que se quedan en el camino.

Para cuadrar estos números rojos, el esfuerzo que va a tener que asumir el Ayuntamiento de Málaga es mayúsculo. Cabe recordar que anualmente las cuentas municipales reservan una suma elevada, de unos 30,7 millones, para paliar el desequilibrio en las cuentas. De ellos, 18 corresponden a las subvenciones para mantener líneas deficitarias y otras ayudas y los otros 12,7 millones forman parte de un contrato entre el Consistorio y la EMT para bonificar las tarjetas nominales de jubilados, jóvenes o estudiantes. 

Pero estas previsiones quedan superadas con creces. La esperanza del Consistorio es que la enorme factura generada en este sistema de transporte público por la crisis sanitaria sea, en buena medida, compensado con las aportaciones que pueda realizar el Gobierno central.

Por meses, diciembre ha registrado 2.157.520 pasajeros, un 45% menos que el mismo mes del año anterior. El peor de todos los periodos fue abril, en el que la EMT perdió un 87% de pasajeros respecto a 2019. El mejor, aunque resulta anecdótico, fue febrero, justo antes de que comenzase la expansión de la pandemia, con los posteriores estados de alarma y medidas de restricción. Ese mes los autobuses movieron un 7,7% más de viajeros.

El peso que el Covid tiene sobre la fotografía actual de la EMT es extensible, aunque con números absolutos muy inferiores, al Metro de Málaga. En su caso, la hemorragia de usuarios es igualmente apreciable, llegando a un 47%. A la espera de disponer de los datos oficiales de diciembre, hasta noviembre las estadísticas eran pésimas. En ese intervalo tuvo 3.321.000 pasajeros acumulados, lo que permite atisbar un cierre de año con unos 3,7 millones. En todo 2019, el suburbano superó sus propias expectativas y alcanzó los 6,9 millones. Cabe recordar que la alianza de estos dos medios de transporte fue capaz de movilizar una demanda superior a los 54 millones de personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios