Movilidad

Los patinetes eléctricos tendrán prohibido circular por la acera en Málaga

  • La Junta de Gobierno Local aprueba la nueva normativa, que contempla multas de entre 60 y 500 euros 

  • Será obligatorio llevar casco y chaleco al ir por la calzada con el patinete y solo podrá ser utilizado por una persona

Una mujer, con mascarilla, en su patinete Una mujer, con mascarilla, en su patinete

Una mujer, con mascarilla, en su patinete / José Ángel García

Los patinetes eléctricos en Málaga ya son considerados un vehículo y no podrán circular por las aceras, sino por los carriles bici o por la calzada. Es uno de los aspectos más importantes de la nueva normativa de movilidad que ha sido aprobada este viernes por la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Málaga y que entrará en vigor en las próximas semanas en función de las alegaciones que se presenten.

En ese documento se establece además que el patinete solo podrá ser utilizado por una persona mayor de 16 años, solo podrá viajar una persona en cada uno -se han visto en muchas ocasiones dos y hasta tres personas subidos a uno- y será obligatorio que tengan un seguro obligatorio de responsabilidad civil en el caso de los vehículos de empresas de alquiler, mientras que en los patinetes propios el seguro es, por ahora, solo una recomendación ya que aún no se ha modificado la normativa estatal. 

Los patinetes no podrán ir, por tanto, por las zonas peatonales y en la calzada tendrán que cumplir una serie de reglas como cualquier otro vehículo. En este caso, se ha tipificado que el conductor debe llevar de forma obligatoria un casco y un chaleco reflectante, mientras que el vehículo debe disponer de luces delanteras y traseras tanto de día como de noche, timbre, un buen sistema de frenos y elementos reflectantes para que puedan ser bien vistos por el resto de vehículos y evitar accidentes.

José del Río, concejal de Movilidad, este viernes en la presentación de la ordenanza. José del Río, concejal de Movilidad, este viernes en la presentación de la ordenanza.

José del Río, concejal de Movilidad, este viernes en la presentación de la ordenanza.

La normativa añade que hay que aparcar los patinetes en los estacionamientos establecidos y se obliga a las empresas de alquiler a que los aparatos tengan un sistema que les permita desactivarlos de forma telemática y automática en caso de que intenten entrar en zonas restringidas como, por ejemplo, ha ocurrido en las calles peatonales del centro de Málaga. El Ayuntamiento ya había obligado anteriormente a las empresas a tener este dispositivo pero no todas contaban con él. 

Habrá tres tipos de multas desde los 60 hasta los 500 euros. Los 60 euros corresponden a sanciones leves, entendiendo como tales circular sin la luz encendida o sin chaleco. La sanción grave es de 200 euros e implica conducir el patinete de forma negligente, no tener seguro o circular con auriculares puestos. La mayor multa, de 500 euros, es por acciones que el Ayuntamiento considera muy graves como conducir de forma temeraria, bajo el efecto del alcohol o las drogas o que una empresa explote el servicio sin tener ninguna autorización, ejerciendo la actividad de forma pirata. 

Las bicicletas tampoco podrán ir por las zonas peatonales, salvo las de los niños que son consideradas juguetes

"Llevamos trabajando en esta ordenanza desde mayo de 2019 y tiene 127 artículos y 14 capítulos, dando un paso pionero porque nos estamos adaptando al reglamento europeo cuando la DGT lo va a hacer en la misma medida que hemos hecho nosotros y otras provincias españolas no se han acogido a ese reglamento europeo", ha destacado el concejal de Movilidad, José del Río, quien ha expuesto que las bicicletas tampoco podrán ir por las aceras, salvo aquellas de niños que son consideradas juguetes y no vehículos como tal.

Esta normativa tiene que someterse aún a un proceso burocrático que supondrá un plazo de varias semanas. Del Río ha detallado que tras la aprobación este viernes de la Junta de Gobierno Local, se trasladará el texto al resto de grupos políticos en el Consistorio malagueño para que presenten las alegaciones que consideren oportunas durante cinco días. El 21 de septiembre habrá una comisión de pleno extraordinaria para aprobar las alegaciones y se espera que pueda ir al Pleno municipal el 24 de septiembre. A partir de ahí habrá un periodo de exposición pública de otros 30 días en el que se pueden presentar más alegaciones, que serían analizadas. Si no hubiera alegaciones pasaría a publicarse en el boletín provincial y sería efectiva en dos semanas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios