Málaga

La peatonalización del lateral norte de la Alameda queda en el aire

  • El Ayuntamiento reclama que la Junta haga toda la obra, si bien sus técnicos se abrieron a colaborar

Trabajos de construcción del Metro en el lateral norte de la Alameda. Trabajos de construcción del Metro en el lateral norte de la Alameda.

Trabajos de construcción del Metro en el lateral norte de la Alameda. / javier albiñana

Los interrogantes que se ciernen sobre la obra de peatonalización del lateral norte de la Alameda, uno de los tres escenarios en los que se divide el proyecto de regeneración de la céntrica avenida, siguen pendientes de respuesta. El supuesto acuerdo alcanzado por los técnicos de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga para colaborar en esta actuación, rebajando la envergadura de la tarea asumida por la Administración regional, quedó ayer en aguas de borraja.

El concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, le reclamó a la Consejería de Fomento, en la persona de su delegado territorial, Francisco Fernández España, que cumpla con el compromiso original de acometer en su totalidad esta parte de la reurbanización, demanda que va a obligar al ente regional a analizar en profundidad si tiene o no capacidad para afrontar la tarea.

La Junta fija en abril la terminación de las obras del Metro en la Alameda

En este escenario, la Junta, según informaron fuentes de Fomento, habló de la necesidad de "estudiar el encaje jurídico/contractual y presupuestario" que conlleva este planteamiento y que incluye la homogeneización de la solería hasta la calle Larios "frente a la alternativa que se había venido trabajando hasta este verano por los técnicos de ambas administraciones y que ya estaba dimensionada técnica y contractualmente". La misma suponía que sería el Consistorio el que ejecutaría la parte de la obra entre Puerta del Mar y Larios.

"El Ayuntamiento ha dado traslado de la necesidad de homogeneizar la pavimentación final del lateral norte de la Alameda con la solería definida por el proyecto municipal hasta la intersección con la calle Larios pese a que la línea de trabajo consensuada técnicamente para dar un encaje contractual viable a dicha homogeneización era la de acotar la reurbanización asociada a la obra del Metro hasta la intersección con Puerta del Mar", explicaron desde Fomento.

La base sobre la que se puso en marcha esa solución alternativa tiene que ver con la dificultad económica de poder tramitar un nuevo modificado en los costes de terminación del tramo del Metro al Centro, toda vez que son ya tres las variaciones incorporadas desde principios de 2015 hasta el momento actual. Sirva de ejemplo que de los 26,6 millones en los que fueron adjudicados los trabajos a la unión temporal de empresas integrada por Acciona y Sando se pasa ya a 38 millones, un 42% más.

Desde el departamento regional, además, se apostilló que la voluntad de la Junta fue la de "favorecer al máximo coordinación y homogenidad" de los tres sectores de la Alameda "siempre que no se alterara el presupuesto y el plazo del contrato de obra del tramo Guadalmedina-Atarazanas". Dos premisas que, parece previsible, podrían sufrir alteraciones con el nuevo esquema. La previsión de Fomento es que el tramo del suburnano, incluyendo la reurbanización, quede completado en abril del año que viene, aunque parece probable que dicho calendario tenga que ser ampliado.

El concejal de Ordenación del Territorio confirmó que durante la reunión hizo hincapié en la necesidad de que sea la Junta la que cumpla con el compromiso que asumió en su momento. Y sobre ello confió en que finalmente así ocurrirá. Para facilitar la labor de análisis, Pomares informó de que los técnicos municipales trasladarán información detallada a la Junta sobre el valor de la reurbanización entre Puerta del Mar y Larios. Asimismo, valoró que la Junta asuma el "hacer un esfuerzo" en el intento de cumplir con esta obra.

La duda es qué ocurrirá si la Junta concluye que es inviable acometer la reurbanización entre Puerta del Mar y Larios. En ese supuesto, de acuerdo con los últimos mensajes lanzados por el alcalde, Francisco de la Torre, parece previsible que sea el Consistorio el que tenga que abrir la mano y tramitar un proyecto complementario con el fin de garantizarse un modelo único para toda la Alameda y un plazo común para la terminación de los trabajos a ras de calle. Actualmente, está en obras el eje central, con retraso respecto a las previsiones, y se espera arrancar el lateral sur la próxima semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios