Málaga

La plaga de medusas llega hasta Mijas y solo se libra la capital

  • Si el viento sigue siendo de levante se prevé que continúen en la costa

  • La playa de Torremolinos, una de las más afectadas

Una concentración de medusas en la zona de Torremolinos. Una concentración de medusas en la zona de Torremolinos.

Una concentración de medusas en la zona de Torremolinos. / m. g.

Las medusas pertenecientes a la la Pelagia Noctiluca, un especie, según los expertos, muy urticante", rehusan abandonar el litoral malagueño, al menos por el momento. Tras detectarse el sábado una plaga que invadía la costa oriental, desde Nerja hasta la barriada malagueña de El Palo, donde se contaban por miles, en palabras del biólogo del Aula del Mar Jesús Bellido, ayer se extendieron por la zona occidental, haciendo acto de presencia en las playas de Torremolinos -una de las más afectadas- Benalmádena e incluso Mijas. Curiosamente, sin embargo, el enjambre no llegó más allá de la zona de El Palo. "Ha habido un desplazamiento desde el este al oeste y se han extendido hasta Mijas. Habrá que estudiar con detalle lo que ha ocurrido", señala el experto, que augura, a tenor de las informaciones que el Aula del Mar maneja, que mañana podría continuar esa concentración de invertebrados si la previsión del viento -de levante- no varía, aunque dependerá de la densidad y extensión que haya alcanzado el enjambre. "Lo normal sería que una vez desaparezcan por la zona oriental también se alivie la occidental", indica el biólogo.

Pese a la alarma que las plagas de medusas suelen generar, principalmente entre los bañistas si son detectadas en fin de semana, cuando hay mayor afluencia, desde el Aula del Mar afirman que los modelos científicos que ellos toman para anticiparse a estas situaciones ya reflejaban que existe una alta probabilidad de una proliferación de estos ejemplares. Las concentración depende, sobro todo, de las condiciones climatológicas, en concreto la dirección del viento, que se encarga de arrastrarlas hacia una zona u otra.

No obstante, los expertos tienen previsto desarrollar ahora una investigación para determinar si otras ciudades también se han visto afectadas por la presencia de las medusas. En cualquier caso, el biólogo recuerda que lo habitual es que en un par de días, o tres a lo sumo, estas plagas remitan. Para conocer el estado de las playas, recomienda hacer uso de la aplicación Infomedusas, impulsada de forma gratuita a través de la Diputación de Málaga. "Es muy útil no solo para obtener información sino también para generarla. Solo hoy [por ayer] hemos recibido casi 200 comentarios desde las 8:00", detalla Jesús Bellido, que añade que se trata de un servicio "que entre todos hacemos útil" y anima a los ciudadanos a disfrutar de él. Las playas, con temperaturas máximas que se situaron en los 27 grados, registraron llenos en distintos puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios