Málaga

El presupuesto de la Universidad de Málaga se estanca en 250 millones

  • Las cuentas para 2017 son comparables a las de 2007

  • Solo crecen un 1,5%, en sintonía con el presupuesto andaluz de universidades

Reunión, ayer, del Consejo de Gobierno de la UMA. Reunión, ayer, del Consejo de Gobierno de la UMA.

Reunión, ayer, del Consejo de Gobierno de la UMA.

El presupuesto de la Universidad de Málaga (UMA) se estanca en poco menos de 250 millones de euros, una cifra similar a la de hace una década. El Consejo de Gobierno de la institución académica dio luz verde ayer a las cuentas para 2017, que deberán ser ratificadas el próximo 23 de diciembre por el Consejo Social.

El equipo que preside el rector José Ángel Narváez justifica en cierta medida unas cuentas que solo representan un aumento del 1,5% respecto a este año. En un comunicado de prensa difundido ayer tarde se argumentaba que esa falta de impulso se "explica por la cercanía en fechas de la aprobación del último ejercicio, a finales de abril de este año". Agregaba, además, que el presupuesto de 2016 había aumentado un 10%. Sin embargo, los 249,9 millones de euros aprobados 2017 están en sintonía con el presupuesto andaluz de universidades, que se eleva a 1.469,6 millones, con un incremento del 1,06%. Esta decisión de la Junta de Andalucía provocó que el pasado mes de noviembre los 10 rectores de las universidades públicas andaluzas rubricaran un comunicado conjunto en el que expresaban su "profunda preocupación" y exigían un compromiso "más allá de las palabras".

De los 250 millones previstos para el año próximo, 150 millones, o sea, el 60% se destinarán al capítulo de personal. La Universidad de Málaga no aclaró ayer, al término de la reunión del Consejo de Gobierno, qué partida contempla para inversiones, más aún cuando tiene planeado un plan de crecimiento y modernización del Campus de Teatinos para el que necesita 130 millones de euros hasta el año 2020.

Las cuentas del año que viene son similares a las de 2007 y se encuentran a año luz de los 282 millones de euros que tuvo la UMA en 2010, en plena fase ejecución de la ampliación de Teatinos.

Los recortes en la Universidad de Málaga se empezaron a aplicar en 2011. Aquel año, se encajó un retroceso del 9%. La caída siguió en 2012 y en 2013, en medio de la vorágine por contener el déficit público, el presupuesto bajó hasta los 225 millones, cantidad que volvió a reducirse en 2014 (218 millones de euros). El presupuesto de 2015 se activó ligeramente hasta alcanzar los 226 millones y el año pasado dio un paso adelante hasta los 249,9, cantidad que prácticamente se repite este año, tal y como sucede en el resto de Andalucía. De hecho, el presupuesto que la Junta, principal financiadora del sistema público de universidades, destina a este apartado en la comunidad sólo se eleva en 15 millones respecto a 2016.

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Málaga también aprobó ayer el reglamento que ordena las empresas de base tecnológica nacidas en el seno de la institución académica, así como el nuevo manual de identidad corporativa, que recupera la paloma de Picasso como elemento único de identidad visual en sus diferentes usos y ámbitos de aplicación.

A partir de ahora, la marca oficial de la UMA será "Universidad de Málaga", compuesta por el escudo de la institución y el logotipo "Universidad de Málaga". Como elemento secundario de identidad se añade la gráfica "uma.es". Ambos podrán ser utilizados conjuntamente en soportes digitales. Se han establecido gestiones con la familia Picasso para determinar los derechos de propiedad intelectual en los casos en que el símbolo de la paloma se implante fuera de los documentos oficiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios